El detrás de cámaras de un desfile con sinsabores

Desfilar con sus silletas era lo que la mayoría de los silleteros quería hacer hoy 22 de agosto. El privilegio fue para los 55 que resultaron finalistas en las categorías de silletas premiadas y que a esta hora siguen recorriendo las calles de Medellín en diferentes caravanas. Los 55 finalistas pudieron estar dentro del Estadio Atanasio Girardot, dar la vuelta por el costado occidental de las graderías, recibir aplausos y vivas del público presente y caminar otros metros más para volver a salir por la misma puerta de ingreso, la norte, hacia las carrozas.
Los restantes 455, ingresaron al estadio por la misma puerta norte, sólo pudieron caminar unos pocos metros con poco direccionamiento, por su propia cuenta por donde consideraron mejor, hacia la zona donde había público y volver a salir por la puerta sur, un recorrido corto. Desde tempranas horas preguntaban si iban a poder desfilar y la pregunta no tenía respuesta. Una larga espera para la premiación, que fue 3:30 de la tarde y la falta de lugares adecuados para el descanso de los silleteros, además del calor y la poca hidratación generaron más molestia. Eso se juntó con que la autorización para que los 455 silleteros entraran al Estadio se hizo efectiva más o menos a las 4:30 de la tarde.
Esa descoordinación generó molestia entre muchos silleteros, porque la esperanza era poder darle la vuelta al Estadio para mostrar sus silletas, sentir de nuevo la adrenalina de vibrar con los aplausos y el tradicional vuelta, vuelta, vuelta para hacer su mejor esfuerzo y a pesar de la carga y el cansancio, voltear la obra de arte para darle gusto al público.

Aciertos
Como siempre, un desfile hermoso, porque con el aliciente de desfilar, nuestros campesinos hicieron su mejor esfuerzo. Como cada año se dice, las silletas de 2021 estuvieron espectaculares, enmarcadas, en su mayoría, en mensajes de esperanza y renacimiento. El año de la pandemia no ha sido fácil para el territorio, muchos silleteros han perdido seres queridos, enfermado o perdido sus maneras de sustento y por eso hoy el desfile número 64 reflejaba en las 510 silletas la ilusión de la reactivación cultural y económica.
La logística del transporte funcionó bien, casi en su totalidad, a excepción de algunas veredas como Perico y Pantanillo en Envigado, donde algunos silleteros tuvieron que bajar con las silletas por su cuenta para poder ser incluidos en juzgamiento. Una de las silletas que llegó más tarde en el transporte oficial, la de Hernán Atehortúa, de Pantanillo, llegó a las 11:43 a.m., (el juzgamiento estaba previsto para las 11 am) siendo una de las últimas. Y si no hubiera llegado a tiempo, hubiera perdido la oportunidad de ser finalista, como de hecho lo logró en su categoría Artística. Pudo entrar porque el juzgamiento se demoró, especialmente por los silleteros que no llegaban en varias categorías y de diferentes veredas.
La comida estuvo bien servida y fue abundante, aunque algunos silleteros por el trajín de la premiación y las demoras, no pudieron almorzar antes de salir en las caravanas.
Hubo hidratación, aunque poca pues hizo falta más y los silleteros fueron también atendidos con el rico café del Barrio La Sierra, bebida que para nuestros campesinos es muy importante.
Los protocolos de bioseguridad fueron impecables y todos los presentes, en su mayoría, estuvieron muy juiciosos con las medidas de protección y autocuidado.

Desaciertos
La lista de dificultades en la logística se dieron, en principio, con la ausencia total de sillas para que los silleteros pudieran sentarse a descansar durante la larga jornada que implica esperar el inicio del desfile. Tampoco una carpa para resguardarse del sol. Aunque el día se movió entre gris y soleado completamente despejado, el tiempo nublado produjo bastante calor, lo cual no dejó de ser molesto para los participantes.
Bastante estrecho el lugar previsto para la llegada de las silletas, la revisión por parte de los jurados por categorías y la escogencia de finalistas, en la calzada externa por entrada a la tribuna oriental. A eso, sumarle que las camionetas que bajaban con las silletas ingresaban por el otro carril de la misma calzada, generando riesgo para los participantes. Cada que llegaba una camioneta con silletas, el personal de logística tenía que gritar para que todas las personas se retiraran de ese costado de la vía para abrirle paso al vehículo que entraba.
La muy larga espera para el inicio del desfile. La premiación entre categorías se alargó mucho porque incluyó grupos de trovadores entre tanda y tanda y el desfile vino a empezar pasadas las 4 de la tarde, con el consabido cansancio de los silleteros.
Y la ya conocida y difundida en redes, molestia por el supuesto no ingreso de los 455 al Estadio a desfilar. Puede que no hayan desfilado como añoraban, eso sí faltó, una logística para que los 455 silleteros restantes, le hubieran dado una hermosa vuelta al Estadio para recibir los aplausos a los que están acostumbrados, pero sí ingresaron por la puerta norte que fue la misma por donde salieron los 55 finalistas hacia las carrozas. Aquí ven las fotos relacionadas.

Retos
Cada Desfile de Silleteros genera muchos retos y pone un punto muy alto para el siguiente año. Cada vez hay cosas que mejorar y por ejemplo este año, la logística del evento retrocedió en asuntos en los que ya tenía un nivel ganado de años anteriores, las atenciones a los silleteros por ejemplo.
Los grupos y organizaciones silleteros deben articular y consolidar un liderazgo mayor para lograr que sus abonados tengan la categoría y tratamiento que se merecen, como artífices indispensables de la Manifestación Cultural Silletera. Esto, para que puedan posicionar y defender la tradición, ponerla en el lugar de brillo que tiene dentro de la cultura nacional y muy especialmente, cualificar y fortalecer la incidencia en un territorio cultural como Santa Elena.
Otro asunto importante es que la población del territorio, sus organizaciones y todos los representantes de la cadena de valor del turismo comunitario deben dar discusiones y debates en torno a la cultura silletera y la incidencia en la economía local, pues hace falta aún una visión de territorio que beneficie a todos los actores y no sólo a unos cuantos.
Por ahora, por este año, cierre a la Feria de las Flores y con ella y el desfile, al sinsabor de algo a lo que faltó un poco más de coordinación. Todo teniendo en cuenta que también era algo novedoso por ser la primera festividad grande en las condiciones que nos acompañan aún con la Covid19.

Toda la información aquí consignada hace parte de entrevistas y contactos en sitio con los involucrados realizados por el Periódico Viviendo Santa Elena, además de fotografías y videos tomados durante la jornada del día de hoy, previa al Desfile de Silleteros.

16 comentarios en «El detrás de cámaras de un desfile con sinsabores»

  • el 23 agosto, 2021 a las 7:17 am
    Enlace permanente

    FALTO ORGANIZACIÓN, JURADOS BOGOTANOS NO HAY DERECHO, LOS SILLETEROS SON LOS HIJOS MIMADOS DE NOSOTROS LOS PAISAS, MAS RESPETO PARA CON ELLOS

    Respuesta
  • el 23 agosto, 2021 a las 11:10 am
    Enlace permanente

    La ausencia de sillas para el descanso de los silleteros, el no pensar en las carpas protectoras del sol, la hidratación insuficiente, nos debería llevar a la siguiente reflexión para futuras festividades: la consideración de lo humano deberá primar sobre lo del espectáculo. El trabajo, el sacrificio de cada uno de los silleteros para nuestro disfrute de éste, merece máxima atención, respeto y cuidado dignos.

    Respuesta
    • el 23 agosto, 2021 a las 9:42 pm
      Enlace permanente

      Es claro que el ingreso de los silleteros fue improvisado, pues quienes vimos la transmisión completa nos dimos cuenta que los canales de Televisión ni siquiera mostraron a los 455 silleteros en su corto recorrido, toda la atención fue para los finalistas. Definitivamente, un evento con aciertos y desaciertos como lo dices tu.

      Respuesta
      • el 24 agosto, 2021 a las 9:50 am
        Enlace permanente

        Aquí se evidencia la mafia de la alcaldía! Que triste estuve esperando dentro del estadio que llegarán los 500 silleteros para admirar sus trabajos, pero le dieron prioridad a otros temas, al Alcalde, y a los absurdos comentarios de los anfitriones que presentaban y daban vos en el estadio. Por lo que alcancé a ver habían muchos diseños bonitos de los silleteros, pero solo expusieron los finalistas y desde mi humilde perspectiva por las fotos que presentaron es este artículo, había posibilidad de elegir otros ganadores, por sus mensajes en la silletas su mismo diseños. Soy de Bogotá, es la primera ves que asistí a la feria de las flores pero vi demasiada exclusión y discriminación con los demás talentosos silleteros, igualmente falta de organización e inclusión con personas mayores y discapacitados. Una gestión pésima de la alcaldía, pero el poder admirar el talento y el empeño de los silleteros sacaron el evento y el departamento adelante.

        Respuesta
  • el 23 agosto, 2021 a las 11:52 am
    Enlace permanente

    Injusto según esta información todos tenian derecho a recibir sus aplausos .Más organización y menos descriminacion

    Respuesta
  • el 24 agosto, 2021 a las 7:32 am
    Enlace permanente

    hola. Realmente el alcalde Quintero se casó con Bogotá. Las flores del desfile fueron contratadas con empresas de Bogotá y no paisas. Los jurados fueron bogotanos. Por eso la logística fue tan mala.

    Respuesta
  • el 24 agosto, 2021 a las 7:34 am
    Enlace permanente

    Si miramos el afiche de invitación, era un CONCIERTO de clausura, NO un Desfile de Silleteros, ni siquiera los mencionan, solo a los artistas y a los finalistas de la trova. A los silleteros (finalistas), los llevaron para decorar el escenario, NO para ser los protagonistas del evento y de la Feria.

    Respuesta
  • el 24 agosto, 2021 a las 10:48 am
    Enlace permanente

    Vaya si es cierto: Medellín ya no les pertenece, resultó cierto. Y por eso tocó de manera aleve a los silleteros.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.