Kakáw y el principio de todo

Sólo llegar y uno ya se siente en un lugar con ‘alma’. Muchas plantas, (por todos lados hay plantas), combinadas con mucho arte y un sitio estéticamente bien pensado donde los detalles son el fundamento de la decoración, hacen que el visitante quiera entrar. Y esto, en la puerta, sin siquiera mirar la carta y sin saber de su especialidad.
Ubicado en la entrada de la Vereda Piedra Gorda, en la vía proveniente de El Placer y una especie de ‘Calle de la Buena Mesa de Santa Elena’, Kakáw está a unos metros de La Montaña Mágica sobre el costado izquierdo de la vía, frente a Kuminí y diagonal a la nueva sede de El Monasterio del Nuevo Tiempo.
Como el nombre azteca que los mayas usaban para referirse a la planta de cacao y que siempre ha sido considerada el alimento de los dioses, Kakáw es el único sitio en el Corregimiento de Santa Elena dedicado a exaltar y permitir la degustación plena del chocolate. Johana Osorio Duque, la artífice de este lugar, lo define como una chocolatería de taza, que antes de ser creada hace tres años fue el resultado de buscar sitios similares en la zona urbana de Medellín y en el Oriente cercano, sin resultado positivo. Aunque le daban susto las dinámicas de Santa Elena y a veces la dificultad para posicionar negocios novedosos, empezó labores y hoy dice que la gente llega por voz a voz y por un excelente trabajo que tienen en redes sociales, además de muchos clientes fijos que regresan y recomiendan.

Todo natural
Esta joven, cocinera de profesión, apasionada por el chocolate desde pequeña, creó a Kakáw como un sitio para su deleite personal, con plantas y mucho arte, pero con una carta en la que dice, “está todo lo que a mi me gustaría encontrar en un restaurante, es lo que a mi me gusta comer”.
Sin embargo, Kakáw no es sólo para el deleite de Johana, está pensado para agradar a los visitantes, pensando en que la gente pueda subir a Santa Elena a desconectarse, salir del ruido de la ciudad y descansar un rato en un espacio con buenas disposiciones internas, zona de picnic, dos fogatas, espacio para las mascotas y un buen parqueadero. Y si en la noche siente más frío del normal, se le tiene la ruana que, muy amablemente, le prestan en el sitio.
Lo más importante, como afirma ella, conservando la tradición de volver al principio de todo, lo que explica como un negocio al natural, donde se prepara comida artesanal, pizzas variadas preparadas con harina integral y platos diseñados para personas que han viajado y conocen, para quienes saben comer o simplemente para quienes están abiertos a nuevas experiencias. Ese principio de todo va de la mano de contar con ingredientes de excelente calidad, el 70% adquiridos en Santa Elena, también comida que se hace a la minuta, es decir nada refrigerado, precalentado, empacado, enlatado ni con conservantes. “Todo lo hacemos nosotros, la comida aquí sale como es, no es procesada ni adornada, nos gusta la comida real y se hace en el momento en que el cliente la solicita, todo lo que hay en la carta se prepara, no negamos ningún plato, todo está disponible, además de que, para ofrecer el mejor chocolate, conseguimos el cacao orgánico del Suroeste o de donde haya cosecha y lo preparamos nosotros mismos”, afirma. “No ‘terceriamos’ nada, todo se hace aquí y también tenemos como especialidad un postre de limón, que era la receta de mi abuela y yo lo repliqué aquí con total éxito”, agrega.

Estilo de vida
Kakáw es un lugar con una personalidad con la cual se identifican los visitantes, abierto para los artistas, pues se han hecho eventos como el reciente Festival de Poesía Nadaísta, en enero, que fue un éxito. También es visible el espíritu muy femenino del sitio, dice Johana. “Por eso ven en las mesas imágenes de mujeres, hay pinturas de rostros de algunas muy representativas, Frida, la Mona Lisa, pero además a las mujeres les gusta venir, se identifican en los detalles, en el alma que el sitio tiene, es como el reflejo de lo que yo soy”, afirma.
Para Johana, Kakáw es su estilo de vida, lo que hace, lo que le gusta, la forma como vive en Santa Elena, con su esposo, sus cinco perros y todo el amor que tiene para su familia pero que también imprime a su negocio. “La clave de todo es el amor, hacer todo con amor, tengo un equipo de trabajo con cuatro chicas de la región, muy trabajadoras y comprometidas, pero hay buena comunicación y el amor es el pilar fundamental de este negocio, para que todo salga bien y para que la comida que preparamos pueda contar lo que queremos manifestar con ella”, dice.
Kakáw abre jueves y viernes de 4 de la tarde a 11 de la noche, sábados, domingos y festivos, de 1 de la tarde a 11 de la noche. La oferta gastronómica de Kakáw va entre $5.000 y 35.000 pesos.

 

Acompañamiento de la Alcaldía de Medellín
Medellín Sabores y Saberes es un proyecto de la Secretaría de Desarrollo Económico, que busca fortalecer la oferta gastronómica tradicional de la ciudad, con el fin de satisfacer las necesidades de los visitantes y rescatar las tradiciones culinarias de la ciudad, para lograr una apropiación y un reconocimiento por parte de todos los medellinenses y demás visitantes. La idea es mantener vivas las tradiciones gastronómicas populares de la ciudad, articulándolas a toda la oferta turística.
“Ver a estos emprendedores entusiasmados, mostrando y vendiendo sus productos y creyendo en lo que hacen es muy importante para nosotros porque eso quiere decir que vamos por el camino correcto y que estos negocios se posicionan cada año, no sólo para mostrar lo mejor de nuestra gastronomía sino también lo mejor del talento de nuestra gente” destacó María Fernanda Galeano Rojo, secretaria de Desarrollo Económico de la Alcaldía de Medellín.

Ficha técnica
Nombre Kakáw Restaurante
Ubicación Vereda Piedra Gorda, debajo de La Montaña Mágica
Oferta gastronómica Chocolate la especialidad y pizzas.
Horario de atención Jueves y viernes, de 4:00 a 11:00 p.m., sábados, domingos y festivos de 1:00 a 11:00 p.m.
Precios Entre $5.000 y $35.000
Novedad Es Pet friendly (o sea que los visitantes pueden llegar con sus mascotas).

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.