Nos dejaron al ‘sálvese quien pueda’

Normas contradictorias generan comportamientos ciudadanos contradictorios. Con la entrada en vigencia del decreto 749 del 28 de mayo del 2020, según el cual el Gobierno Nacional extendió el aislamiento preventivo obligatorio entre el 1° de junio y el 1° de julio, también se le dio luz verde a la reactivación de otros sectores económicos. Y para confusión de muchas personas, algunas creen que se levanta la cuarentena, pero no, el aislamiento preventivo obligatorio (así se llama) sigue, aunque se abren algunos sectores, es decir que entran en la larga lista de excepciones que tienen las normas nacionales. Pero a la vez, cuidarse depende de cada uno.
Y es un tira y afloje. Tiran, al continuar con medidas extremas para las personas mayores de 70 años y los niños. Aflojan, con la apertura gradual de sectores comerciales y la posibilidad de que circule mucha más gente que labora en esos negocios que se reabren. Tiran, con no ampliar aún la capacidad del transporte público más allá del 35%, cosa que no cuadra, porque debe movilizarse mucha más población por la reapertura de más sectores, pero el transporte es el mismo de los primeros días del aislamiento. Aflojan, abriendo museos, bibliotecas (¿quien va a ir? Es una pregunta para una tarea, como dirían por ahí); laboratorios de instituciones de educación superior y educación para el trabajo y el desarrollo humano; actividades profesionales, técnicas y de servicios en general y peluquerías. Supuestamente aflojan, al extender por dos horas la salida para actividades deportivas para personas entre 18 y 69 años; niños mayores de seis años, una hora tres veces por semana; niños entre dos y cinco años, tres veces a la semana por media hora y los adultos mayores de 70 años, tres veces a a la semana por media hora. Tiran, manteniendo cerrados y prohibidas las actividades en parques infantiles, canchas y unidades deportivas. ¿Quién entiende? Salgan, pero a la puerta de la casa porque no hay más opciones.
Según el decreto, siguen prohibidas las aglomeraciones, eventos públicos o privados de carácter masivo; los establecimientos y locales comerciales de esparcimiento, diversión, bares, discotecas, de baile, ocio, juegos de azar, apuestas, billares, casinos y juegos de video; restaurantes deben permanecer cerrados, sólo podrán vender a domicilio o para llevar; gimnasios, piscinas, saunas, turcos, balnearios, canchas deportivas, polideportivos, parques de atracciones y parques infantiles; cines y teatros; práctica deportiva o ejercicio grupal en parques, deportes de contacto o de conjunto y servicios religiosos que impliquen aglomeraciones.
Por su parte en Medellín, el alcalde Daniel Quintero Calle señaló el viernes 29 de mayo, que el pico y cédula, que empieza a regir por cifras pares e impares mañana 1° de junio, se irá desmontando de manera gradual. Sobre los horarios para hacer deporte para niños y adultos mayores, afirmó que lo dejaban a responsabilidad de los padres y acudientes en el primer caso y en los adultos en el segundo. Se abrieron tres centros comerciales, como prueba piloto, el 25 de mayo (Oviedo, Gran Plaza y Mall La Frontera), sin embargo, se abrirán otros este 1° de junio, a medida que cumplan los protocolos de bioseguridad revisados por la Secretaría de Salud, con proyección de abrir todos los demás centros comerciales el 8 de junio. Se harán algunas pruebas piloto con restaurantes de centros comerciales y hoteles como el Dann Carlton, a partir de este 1° de junio. Mientras tanto, los pequeños alojamientos y restaurantes de un corregimiento como Santa Elena, que ya se preparan de manera juiciosa con los protocolos de bioseguridad, se preguntan cuándo será el turno para el piloto con ellos, pues por ahora lo que hay es hambre, una emergencia económica muy grave y la Administración aún no parece pensar en ellos. Puede leer también:http://www.viviendosantaelena.co/perdidas-e-incertidumbre-lo-que-le-ha-dejado-el-covid19-a-santa-elena/


Este no es un pueblo que esté preparado para aislarse de manera inteligente. Si con aislamiento obligatorio se desobedecen las medidas y la gente sale como si nada, no puede uno imaginarse cómo será cuando la medida se deja al buen criterio de cada persona y más, cuando vienen tres fines de semana con puente festivo. En algunos sectores es tan grave la cosa, como en el sector de Santa Cruz (Comuna 2), donde los contagios han subido, que hubo que llevar ejército para hacer campañas y evitar que la comunidad salga. En Santa Elena, la Red de Turismo tuvo que hacer una campaña para reiterar el llamado a los visitantes para quedarse en casa y a los comerciantes para no abrir, pues ya había gente subiendo a almorzar y ‘tardear’ en fines de semana, como si no estuviéramos en medio de unas altas posibilidades de contagio y exponiendo al territorio de manera irresponsable.
Mientras escribo esto, mayo 31, en Colombia hay 28.236 casos confirmados en Colombia, 890 personas han muerto y 7.121 se han recuperado. En Antioquia, la cifra es de 1.059 contagiados. Dicen los expertos que ni siquiera hemos llegado al pico de contagios, es decir a la cifra más alta de contagios y muertes por día y que aún está lejos, así que lo que toca es cuidarnos.
Y como las normas y las disposiciones son contradictorias, lo único que queda es recomendar que cada quien se cuide como mejor considere y pueda. Eso sí, cuídese alguito, usted y a su familia, esto no es charlando.

2 comentarios en “Nos dejaron al ‘sálvese quien pueda’

  • el 1 junio, 2020 a las 12:10 am
    Permalink

    Por ahí también dijeron…»De la misma manera y en sentido contrario».

    Respuesta
    • el 2 junio, 2020 a las 12:26 pm
      Permalink

      Ni más ni menos. Gracias por escribir.

      Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.