Para ‘no comer cuento’ y votar a conciencia (Entrega 3)

Santa Elena es un corregimiento con muchas problemáticas. Quienes sean elegidos ediles tienen una gran responsabilidad en sus manos.

Por Periódico VIVIENDO SANTA ELENA*
Una de las cosas más difíciles, a veces, es escoger por quien votar. Hay quienes, para no hacer mucho esfuerzo, se dejan llevar por opinión de amigos y familiares. Pero hay forma de hacerlo a conciencia, con la convicción de aportar al desarrollo del lugar para el que estamos escogiendo candidato.
Este domingo en todo el país se eligen Gobernadores, Alcaldes, diputados (Asamblea), concejales (Concejo) y ediles para las Juntas Administradoras Locales (JAL). Es la jornada de votación más importante, después de la presidencial y también para un período de cuatro (4) años. Por eso la invitación a votar a conciencia.
Para ayudar en esa tarea haremos un corto recuento de las propuestas de los aspirantes a la JAL de Santa Elena, teniendo en cuenta la coherencia, el sentido de realidad y lo que ya, de alguna manera, se está desarrollando o ejecutando e, incluso, cruzando información con el recientemente actualizado Plan de Desarrollo Local de Santa Elena, que debe ser la carta de navegación para el corregimiento y que algunos de los aspirantes ni siquiera conocen ni mencionan. No vamos a decir nombres, ya hicimos la publicación de todas y cada una de las propuestas de los aspirantes a la JAL que nos enviaron información, ustedes sólo aten cabos o vuelvan a mirar las propuestas.
Tampoco nos enfocaremos en aspirantes a la Alcaldía de Medellín ni a la Gobernación de Antioquia porque hubo suficiente ilustración a través de debates televisados y medios regionales que se ocuparon de ellos. Nuestro enfoque para esta información será exclusivamente local.

Son muchos los temas de trabajo para la JAL en Santa Elena.

¿Cuántos y quiénes?
Para la JAL de Santa Elena la lista inicial era de 22 aspirantes, de los cuales tres (3) están reunidos en una sola lista, que es el caso del Movimiento Estamos Listas, cuya plancha o lista es cerrada o lo que por ley se llama No preferente. Las restantes siete (7) listas por partido son lo que se denomina Preferente. Y explicamos: Que la lista sea cerrada (No Preferente) significa que, una vez realizada la votación, la adjudicación de las curules se hace mediante la llamada cifra repartidora. Esta sale de dividir el número total de votos de la lista, para el caso de esta lista, por uno, por dos y por tres, que son las personas que conforman la lista y se ordenan de forma decreciente (de mayor a menor). El resultado más bajo de los tres se llama cifra repartidora y el número de curules se asigna teniendo en cuenta la cantidad de veces que esté contenida la cifra repartidora en el total de votos. Todas las demás listas de Santa Elena son Preferentes, es decir, que la curul la gana el aspirante que más votos reciba y así en orden descendente, aunque no encabece la lista del partido.
Como decíamos, de los 22 aspirantes iniciales y con cada una de las circunstancias que se fueron presentando en el camino, hay posibilidades de elegir a los siete (7) ediles del corregimiento entre estos 16 candidatos:

  1. Freddy de Jesús Álvarez Correa, Cambio Radical. Puede ser elegido.
  2. Etto Barnet, Polo Democrático. Puede ser elegido.
  3. Yurley Tatiana Correa Castrillón, Cambio Radical. Puede ser elegida.
    Diego Alejandro Correa Saldarriaga, Colombia Justa Libres. Declinó, nos manifestó que lo inscribieron en la lista sin su consentimiento.
  4. Parménides Erazo Bahos, Partido Liberal. Aspira a ser reelegido, entró a la JAL como segundo renglón de la edilesa Beatriz Zapata, quien fue inhabilitada en 2018 como resultado de una demanda.
  5. Cristina María Gallego Gallego, Estamos Listas (Lista No Preferente, va con dos personas más).
    David Alejandro García Hernández, Partido Conservador. La Registraduría anuló su inscripción como aspirante a la JAL, no puede ser elegido.
  6. Luz Amparo García Montoya, Polo Democrático. Puede ser elegida.
    Natalia Andrea Grajales Alzate, Polo Democrático. Declinó.
  7. Jesús Orlando Grajales Atehortúa, Partido de la U. Puede ser elegido.
  8. María Adelaida Grajales Soto, Partido de la U. Puede ser elegida.
  9. Marco Tulio Hernández Ramírez, Centro Democrático. Puede ser elegido.
  10. Víctor Julio Hernández, Centro Democrático. Aspira a ser reelegido, entró a la JAL en el último año como segundo renglón de lista por la muerte de edil William Londoño (QEPD+).
  11. Francisco Javier Jaramillo Franco, Partido de la U. Puede ser elegido.
    Carolina Mejía Sierra, Estamos Listas (Lista No Preferente, va con dos personas más).
  12. Ofelia Montoya Mejía, Partido Conservador. Puede ser elegida.
  13. Sandra Marisa Patiño Soto, Centro Democrático. Puede ser elegida.
  14. Paola Andrea Peñaloza Espinel, Partido Liberal. Puede ser elegida.
  15. Juan Sebastián Pinzón Gaona, Partido de la U. Puede ser elegido.
  16. Otoniel Ruiz Vargas, Partido Liberal. Aspira a ser reelegido.
    Claudia Patricia Tapias Gómez, Partido de la U. Declinó.
    Pedro Hernando Vásquez Ortiz, Estamos Listas (Lista No Preferente, va con dos personas más).
    Pueden leer más o enterarse en http://www.viviendosantaelena.co/aspirantes-a-la-jal-de-santa-elena-2019-entrega-1/

Mucha disposición
Hay que recordar que las JAL no pueden cambiar el mundo, pero sí administran un pedacito de territorio, en este caso Santa Elena. Son, entonces, la primera fuente de representación política y de promoción de la participación ciudadana, además de ejercer labores de control y veeduría de los recursos públicos. No reciben salario por ello, o sea que son actividades ad honorem, lo que, en algunos casos es un obstáculo para la participación en actividades y reuniones importantes, pues el edil debe trabajar en labores aparte de la JAL para garantizar su sustento y el de su familia. Aquí hay más información sobre sus funciones: http://www.viviendosantaelena.co/que-son-y-para-que-sirven-las-jal/
Otro aspecto importante a tener en cuenta es que la JAL tiene un ritmo bastante demandante de actividades, tanto en el corregimiento como ante el Concejo de la ciudad o en el relacionamiento con la Alcaldía de Medellín, para lo cual se requieren personas preparadas, muy enteradas de la realidad de Santa Elena y sus habitantes, con capacidad de desenvolvimiento a la hora de presentar y hacer propuestas o defender los temas locales, así como con total disposición de tiempo para representar los intereses del corregimiento en dichas reuniones. Esto es muy importante, porque muchos ediles, una vez elegidos, brillan por su ausencia en los espacios y actividades programados. Un claro ejemplo de esto es el Consejo Corregimental de Planeación (CCP), donde se definen temas importantes del desarrollo local, además de la asignación de los recursos de Presupuesto Participativo en el corregimiento, donde por Acuerdo Municipal los ediles, los siete (7), tienen asiento directo sin suplentes para la toma de decisiones. Varios de ellos ni siquiera saben lo que es asistir a las sesiones del CCP.

La organización y logística del Festival de Sancochos, en el marco de la Feria de las Flores, es una de las responsabilidades de la JAL.

Sentido de realidad
Con todo ese panorama, ahora sí, entramos a explicar un poco cuáles propuestas de los aspirantes a la JAL son coherentes y cuáles no, especialmente teniendo en cuenta el momento por el que atraviesa Santa Elena.
Como necesidades sentidas y primordiales de Santa Elena, casi todos los aspirantes mencionan en sus propuestas impulsar el mejoramiento de las condiciones de vida en todos los aspectos de poblaciones como los adultos mayores, las personas en situación de discapacidad, los niños y niñas y los jóvenes, además de las víctimas y desplazados (que también hay, aunque no crean). Esto es perfectamente posible y coherente.
Temas sensibles que también pueden promoverse y son coherentes con la realidad del corregimiento como la prevención de la drogadicción; el apoyo a una Red de Emergencias muy necesaria en la actualidad; el impulso a actividades recreativas y culturales para los jóvenes; la implementación de ciclorrutas; trabajar por la conservación del medio ambiente; promoción del turismo sostenible; incentivar la autonomía económica de las mujeres; propuestas laborales para los más jóvenes y los adultos mayores en aprovechamiento del bosque (ojo, no dar empleo, para no generar falsas expectativas, pero sí promover acciones que puedan incentivarlo); gestionar acciones de salud para la comunidad; emprender proyectos para la protección animal, tan necesarios en Santa Elena en este momento; acometer actividades para generar más sentido de pertenencia de los habitantes y mantener diálogo permanente con la comunidad para escuchar inquietudes y propuestas para llevar, incluso al Concejo de la ciudad. Adicionalmente, también es posible, gestionar ante la Gobernación de Antioquia, entidad concesionaria de la vía a Santa Elena, para que ejecute acciones de mantenimiento y sostenimiento adecuado de esta carretera.

Uno de los grandes retos de los nuevos ediles es solicitarle a la Gobernación de Antioquia que realice el mantenimiento con repavimentación de la vía a Santa Elena, ya que fue terminado e inaugurado el Túnel de Oriente. La foto ilustra el Intercambio Baltimore. Foto Cortesía Gobernación de Antioquia.


Entre algunas de resaltar que son muy importantes en este momento para Santa Elena y que son realizables, están: aportar al mejoramiento de la seguridad; promover la agricultura sostenible y educación pertinente y de calidad, con base en las necesidades y las características del territorio; promover la adecuación de una terminal de transporte; fortalecer la producción agrícola y también el proyecto turístico local, que ya tiene muchas acciones en desarrollo; promover actividades de agroindustria; gestionar el mantenimiento de placas polideportivas, las ya existentes; promover el reconocimiento de las labores no remuneradas relacionadas con el cuidado en los hogares y ejercer veeduría y control político a la ejecución de los recursos públicos, que es una de las labores que, sí o sí, tiene que realizar la JAL.

Sobre el POT
Uno de los temas más importantes es tal vez el del Plan de Ordenamiento Territorial (POT), mencionado por algunos de los aspirantes, especialmente en su relación con la legalización (el término correcto sería regularización) de viviendas. Al respecto, según información suministrada por el Departamento Administrativo de Planeación de la Alcaldía de Medellín, hay que explicar que el POT tiene vigencia de tres (3) Alcaldía y de acuerdo con la Ley 388 de 1997, se podrán hacer revisiones y ajustes de mediano y largo plazo. La revisión de mediano plazo se puede hacer en el segundo período de vigencia del POT. Teniendo en cuenta que el POT fue aprobado mediante el Acuerdo 48 de 2014, es decir, se aprobó en el último año de gobierno de Aníbal Gaviria, el primer período es el del actual alcalde y el segundo período de vigencia será el del próximo alcalde. Esto plantea que la próxima administración podrá hacer revisión y ajuste del POT de mediano plazo. Aquí, tres precisiones: 1. Es facultativo (decisión) del alcalde si lo hace o no. 2. La revisión y ajuste del mediano plazo NO podrá cambiar ni el Modelo de Ciudad, ni alterar los componentes estructurales del POT, los cuales sólo son susceptibles de revisión en los ajustes de largo plazo. Aquí sí pueden revisarse los usos del suelo, los cuales son los que determinan dónde se puede construir o no vivienda pero no es un compromiso directo para la regularización de vivienda. 3. El componente estructural del POT sólo se podrá revisar después del tercer período de vigencia, es decir, el alcalde que le toque en el periodo 2024 – 2027 o su sucesor.

La Manifestación Cultural Silletera se ha venido trabajando desde 2010 con los municipios donde hay silleteros, Envigado por ejemplo.

Las que definitivamente no
Hay otras propuestas de los aspirantes a la JAL que definitivamente no deberían estar incluidas en las campañas, porque ya son un hecho, porque son incoherentes, porque incrementarían las problemáticas del corregimiento o porque no son del resorte local y se resuelven en instancias nacionales, por ejemplo.
Las JAL, por sus competencias, no tienen poder de influir sobre la creación de secretarías o desaparición de dependencias, esto es una labor que le compete al Concejo de la ciudad. Tampoco es cierto que los ediles de la JAL puedan lograr que el Centro de Salud de Santa Elena preste servicios especializados o de un nivel de atención más alto. Los ediles sí pueden ‘hacer lobby’ para esto en las instancias nacionales (‘Hacer lobby’: ejercer presión, cabildeo o acciones conjuntas para influenciar a la administración pública para promover acciones favorables al corregimiento), pero la asignación de categoría para todos los centros de salud, clínicas y hospitales del país es una potestad del Ministerio de Salud y Protección Social, no es una decisión de resorte local.
No es necesario dar inicio a la implementación del Plan Especial de Salvaguardia (PES) para resguardar la Manifestación Cultural Silletera, pues se viene desarrollando desde el 2010, con acciones coordinadas entre la Secretaría de Cultura Ciudadana de Medellín, el Ministerio de Cultura y las administraciones de los municipios de la jurisdicción de la manifestación que son Medellín, Guarne, Envigado y Rionegro. Falta desarrollar lo de la Cátedra, sin embargo, ya se han dado acciones en este sentido.
El proyecto de pozos sépticos, ya existe y se desarrolla con éxito, así como los relacionados con becas y manutención para los estudiantes, gracias a que la comunidad ha votado en primer lugar en los ejercicios de Presupuesto Participativo por el tema de Educación Superior. Para el año 2020, por ejemplo, el proyecto ganador de la votación de PP fue el de “Apoyo para el acceso y permanencia a la educación superior: Sapiencia, Colmayor, Pascual Bravo, ITM”, por valor de 2.377 millones 698 mil 755 pesos.
Motivar la creación de un centro comercial en Santa Elena, deberá analizarse más y si es factible o no, pero sobre todo si no afectaría más ciertas problemáticas de movilidad y sobrecarga en materia de servicios públicos que tiene el corregimiento.
Sobre los acueductos veredales, los seis existentes, no es posible pedirle ampliación de cobertura a EPM, porque son acueductos multiveredales, administrados por corporaciones locales, auspiciadas en sus comienzos por EPM, pero que hoy no tienen relación con la entidad. Ese es el esquema de funcionamiento de los acueductos para las zonas rurales de la ciudad.
En fin, faltan muchos temas en las propuestas de los aspirantes y es lamentable que varios de ellos ni siquiera mencionan el Plan de Desarrollo Local de Santa Elena, entre otras recién actualizado, que, según el Acuerdo 28 de 2017 (Sistema Municipal de Planeación), es la carta de navegación en el territorio. Pensaría uno que, si son elegidos, es la primera tarea que deben realizar, leerse, aprenderse e incorporar en su discurso el PDL y muy especialmente porque los ediles estarán liderando la formulación del Plan de Desarrollo Municipal (PDM) del próximo alcalde y todo lo que está en el PDL debe ser insumo para esa elaboración a nivel de ciudad. Sin conocer el PDL, lo único que podrán proponer será incoherencias.

Otro reto es movilizar la particiáción de la comunidad y ejercer un papel protagónico en la Planeación del Desarrollo Local y el Presupuesto Participativo, a través de su participación en el CCP. La imagen es del Centro Educativo Piedras Blancas durante la Priorización Participativa de PP. Foto Cortesía Alcaldía de Medellín.

Con conciencia
Luego de toda esta retahíla (que ojalá haya leído completa) usted tiene más argumentos para votar este domingo. Piense usted en el candidato de su preferencia, si es JAL que quiere repetir, considere lo que hizo en este período que termina, verificar sus actuaciones, su actitud frente a las actividades del Corregimiento, qué tanto participaron o no en escenarios de participación y de Planeación como el Consejo Corregimental de Planeación (CCP), si tiene buenos antecedentes de comportamiento y de trato hacia sus compañeros ediles, funcionarios y/o personas con las que tiene trato a diario; si las propuestas son lógicas; si no han sido ejecutadas o si ya se realizaron; si le convienen al corregimiento; si son nuevos, analizar si la persona es de probidad reconocida; si tiene trayectoria especialmente con credibilidad; en todos los casos, qué tan propositivo o tóxico es el aspirante; ‘si saben dónde están parados’, o si leyendo usted las propuestas se identifica o no con lo que presenta.
Sólo dejamos una reflexión final. Lo que aquí les presentamos es el resultado de las propuestas que nos enviaron 12 de 16 aspirantes avalados para ser elegidos este domingo. Esas 12 propuestas fueron las que pudimos publicar, lo cual no se hizo con los demás porque no nos enviaron información. Calculen ustedes el nivel de compromiso, una vez elegidos, si ni para presentar sus propuestas responden.

Aquí les dejamos, nuevamente los links de las propuestas de los candidatos, en el mismo orden alfabético de apellido en que las publicamos:

*Medio de Comunicación con 20 años de trayectoria periodística en el Corregimiento de Santa Elena, varios reconocimientos y premios de periodismo local.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.