Proyecto porcícola en Paysandú, comunidad dice que falta información

Con mucho malestar e incomodidad para la comunidad, el viernes 9 de octubre se realizaron dos reuniones de socialización de un proyecto porcícola en los terrenos de la finca de la Universidad Nacional de Colombia, sede Medellín, en la Vereda Parte Central, sector de Paysandú. Malestar, porque para la socialización se citaron dos encuentros, uno a las 10:30 de la mañana con la Junta Administradora Local y otro a la 1:30 de la tarde, abierto a la comunidad. Sin embargo, al primero, al de las 10:30 a.m., asistieron algunos de los vecinos del sector y no permitieron que la reunión se hiciera sólo con la JAL, reclamando el derecho a estar en esa reunión, como comunidad afectada. La incomodidad también fue evidente por la presentación de la propuesta, a pesar de que algunos vecinos habían evidenciado durante la semana previa a las reuniones el comienzo de las obras en el lote de la universidad, sin haber hecho antes la socialización a la comunidad, además de la ausencia de un letrero que anuncie la obra y sin ninguna concertación para ese comienzo.

Aspecto de la reunión de la tarde par ala presentación del proyecto. Foto Viviendo Santa Elena.
En la reunión de la tarde estuvieron el Gerente de Corregimientos, Cristian Sánchez y la nueva corregidora, Eliana Katherine Gómez Mejía. Foto Viviendo Santa Elena.

Beneficios y documentos
Durante la reunión, a la que asistieron cuatro de los siete ediles de la JAL, uno de ellos, Otoniel Ruiz Vargas, indicó que el proyecto no representa beneficio para la comunidad y solicitó a la universidad presentar las licencias de construcción, ambiental y expresar cuáles son las contraprestaciones para el corregimiento por recibir dicha carga. De igual manera preguntó porqué no socializaron con la comunidad antes de iniciar e informó que haría un derecho de petición verbal para solicitar la suspensión inmediata del proyecto, mientras se presentan a la JAL los permisos correspondientes para desarrollarlo.

Predios de la universidad en Paysandú. Foto Cortesía

Otro de los vecinos, Diego Palacio, abogado, insistió en que todo proyecto porcícola necesita licencia ambiental y que, además es necesaria, pues hoy, sin este proyecto, con el estiércol de vaca que produce esa estación se están contaminando dos fuentes de agua. Llamó la atención sobre la contaminación por ruido, por olores, además de la producción de estiércol y la posible contaminación de las fuentes de agua, especialmente de la Quebrada Santa Elena, “que es el agua que nosotros tomamos”. Dijo que la universidad tiene otros espacios, en zonas rurales, donde no se genere polémica con la comunidad y pidió finalmente que se suspenda el proyecto.

Foto Cortesía

Por su parte, Erika Echavarría indicó que “La obra les compete a ustedes, pero a nosotros como comunidad nos interesa saber qué es lo que está pasando y porqué nos están excluyendo, porque a nosotros nos cambia la vida por completo. Ustedes pueden tener 50 años, pero Santa Elena es de nosotros, es de la comunidad y estamos en esta reunión, a la que no fuimos invitados, para dejar clara cual es nuestra postura. Pero que quede un precedente, de que si aquí a Santa Elena, van a seguir llegando proyectos, empresas o instituciones a hacer explotación de los recursos naturales, pues tienen que contar con la comunidad, porque si no nos convertimos en esa piedra en el zapato”. Al finalizar solicitó una nueva reunión con la presencia de Corantioquia, abierta a la comunidad y también con presencia de las ‘ías’ (Personería, Procuraduría Agraria, Contraloría).

El proyecto
El terreno de la Universidad Nacional de Colombia sede Medellín en Santa Elena tiene una extensión de 140 hectáreas y se denomina Estación Agraria Paysandú, ubicado en la Vereda Parte Central, con zonas en El Plan también y casi hasta llegar a Las Palmas. La tipología del uso del suelo, según el Plan de Ordenamiento Territorial, POT, es de suelo agropecuario.
Según comunicación oficial firmada por Gustavo Adolfo Córdoba García, jefe oficina de Gestión Ambiental, director de Ordenamiento y Desarrollo Físico de la Universidad Nacional sede Medellín, enviada a la corregiduría, el 5 de octubre, como respuesta a una solicitud que había hecho el Acueducto Multiveredal Santa Elena, “El proyecto porcícola de la Universidad Nacional de Colombia sede Medellín a desarrollarse en la Estación Agraria Paysandú, es de carácter académico e investigativo, en el que se desarrollarán prácticas docentes y programas académicos de la Facultad de Ciencias Agrarias”. Sobre los residuos que se producen de la actividad porcícola, el documento expresa lo siguiente: “Con total conocimiento de que la porcinaza es el principal y más abundante subproducto que se genera en las granjas porcícolas, la Universidad también es conocedora de que, con un adecuado manejo y una buena gestión, esta porcinaza es susceptible de aprovechamiento en otras actividades agropecuarias como la fertilización o transformación de su biomasa en energía. En este sentido tiene definidas técnicas tales como la reducción en el uso de materias primas, la disminución en la generación de residuos y el fomento de su recuperación para la obtención de subproductos, el aumento de la eficacia en el consumo de energía, la prevención de riesgos para el medio ambiente, entre otras”.
En relación con las aguas residuales de origen animal con alto contenido de materia orgánica, señala que “serán conducidas hasta un tanque estercolero y posteriormente a un biodigestor, sistema de tratamiento, en el que se dará la descomposición de la porcinaza por acción de microorganismos. Los subproductos obtenidos se pueden utilizar como biogás, como fertilizante y acondicionador de suelos en las zonas de pasturas de la finca”.

Licencia de construcción
El proyecto cuenta con licencia de construcción, mediante Resolución C4-0487, otorgada por la Curaduría Cuarta de Medellín, el 18 de marzo de 2020, por una vigencia de 24 meses. La solicitud del trámite fue radicada oficialmente el 16 de octubre de 2019 y se solicitó en modalidad de ampliación de la sede educativa.
La Resolución de aprobación de la licencia de construcción señala que el solicitante surtió comunicación a los vecinos por medio de publicación de prensa. En la reunión del viernes 9 de octubre no se presentó esta evidencia. Pudo ser prensa regional, sin embargo, hay que decir que ninguno de los medios de comunicación del corregimiento fuimos contactados para comunicar esta información, a pesar de ser los medios a los que la comunidad está acostumbrada por cercanía.

Foto Cortesía


La construcción aprobada es de 2.076,08 metros cuadrados, para un solo piso. Señala la licencia que el uso de la edificación es como institución educativa, la tipología del proyecto es de dotación institucional y finalmente, que era necesario instalar una valla para la identificación de la obra, en el sitio, durante la construcción. La valla, a la fecha de publicación de esta nota (13 de octubre), no ha sido instalada.

Video cortesía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.