Reapertura sí, pero ojo, el virus sigue ahí

Este 1° de septiembre, después de más de 160 días de confinamiento y de restricciones a las actividades económicas desde que comenzó la pandemia originada por la Covid19, por fin, el Gobierno Nacional y las administraciones locales dieron vía libre para reabrir negocios y comercio en general. Hay algunos sectores que todavía no regresan, como bares, discotecas, academias de baile, vuelos internacionales, entre otros. Si quiere conocer cómo se ha estado preparando el territorio para la reapertura de sus negocios, puede ver esta emisión de Viviendo Santa Elena en su casa del lunes 31 de agosto, en la que se habló con varios actores locales sobre el tema.
La apertura, luego de cinco largos meses de aislamiento en diversas etapas y con diferentes esquemas de reactivación parcial, no significa que el virus ya no esté ahí, mucho menos que se haya alcanzado el pico que esperaban los expertos y las autoridades, menos aún que la curva esté descendiendo (aunque sí se presenta tendencias a la baja) y tristemente, sin lograr lo que se llama inmunidad de rebaño o inmunidad colectiva.
“El término inmunidad colectiva, poblacional o de rebaño, se refiere al efecto grupal de los programas de vacunación masiva. Se logra cuando existe una alta proporción (aunque inferior al 100%) de individuos inmunes, lo que reduce la probabilidad de contacto entre un individuo susceptible y uno infectado, evitando la transmisión de la enfermedad”.
Y tengan en cuenta algo, “efecto grupal de los programas de vacunación masiva”, lo cual en el caso de la Covid19 está lejos, pues para la distribución de una vacuna puede faltar por lo menos un año, mientras las compañías farmacéuticas terminan sus pruebas, verificaciones y aprobaciones antes de sacarla al mercado. La realidad señala que producir una vacuna toma entre 5 y 15 años, así que la vacuna para atacar el Coronavirus surtiría un récord si se produce en ese tiempo total de año y medio. Igual, queda la pregunta sobre la distribución, una vez salga a la luz y si los países con mayor vulnerabilidad o casos serán los que tengan prelación en el acceso a la vacunación.

Foto tomada de Internet. Pixabay.com

Vacuna, todavía nada
Es importante mencionar que la elaboración de una vacuna comprende tres fases y cada una se lleva, por lo menos seis meses. Según Megan Molteni, redactora del portal wired.com, un sitio especializado en ciencia y tecnología, el proceso de una vacuna no sólo es largo, dispendioso sino costoso y muy riguroso. Esto es lo que ella cuenta al respecto de la elaboración de una vacuna.
Las vacunas se perfeccionan en fases:
Fase 1: involucra a unos pocos voluntarios (menos de 20) y busca saber si lo que se ha creado es seguro, toma un tiempo de tres meses. Si los voluntarios no sufren ningún efecto adverso se pasa a la siguiente etapa.
Fase 2: se les aplica a muchas más personas, ojalá en una zona con presencia de Covid19, con el fin de que los científicos puedan documentar cómo les va y de qué manera la vacuna aplicada estimula la producción de anticuerpos. Esta fase lleva de seis a ocho meses. Si todo sale bien, siguen al paso 3.
Fase 3: para esta etapa se reclutan otros miles de voluntarios y se repite la prueba. Si tampoco hay problemas con estas personas, la vacuna pasa a aprobación y revisión por parte de una agencia reguladora, quien puede tomarse meses o años para aprobar la nueva vacuna.
Según la periodista citada, “si ha estado haciendo los cálculos, esto significa que, dado que las vacunas candidatas comenzaron a desarrollarse en enero, una versión aprobada para uso público no estará disponible hasta finales del verano de 2021, como muy pronto”. Finales del verano de 2021, para nosotros, significa septiembre del próximo año y eso, si todo sale bien.

Las actividades cotidianas no serán las mismas. Foto tomada de Internet. Pixabay.com

“Libertad responsable”
Para el Ministro de Salud, Fernando Ruiz Gómez, luego de más de 175 días del reporte del primer caso de Covid19 en Colombia, ya el país “cuenta con una primera meseta con tendencia a la disminución en el primer brote permitiendo una libertad responsable”. «Según las cifras y los estudios, la inmunidad de rebaño lograría una afectación alrededor del 60%, en la medida que vayamos avanzando en el acatamiento de los protocolos de bioseguridad y poder regresar a la normalidad», dijo el ministro. Agregó que “es hora de que los colombianos entiendan lo que significa el coronavirus y cómo debemos cuidarnos para poder mantener en un ambiente sano libre del virus».
Frente al riesgo de un posible rebrote en el país, el ministro aclaró que «hay una posibilidad de tener rebrote diferencial por ciudades y no un pico nacional, pero todo depende de la disciplina social», manifestó, agregando que hay evidencia científica de que no habría rebrotes, pero todo depende de la capacidad de acatar los protocolos.
Así que, sin vacuna, sin inmunidad de rebaño y sin saber qué pasará con la salida masiva de personas a ejercer las actividades que se acaban de abrir, lo único que queda es el autocuidado y mantener estrictas normas de bioseguridad. Ya tocó convivir con el virus.

Distanciamiento social es ahora la costumbre y realmente salva vidas. Imagen tomada de Internet. Pixabay.com

2 comentarios en «Reapertura sí, pero ojo, el virus sigue ahí»

  • el 8 septiembre, 2020 a las 11:37 am
    Enlace permanente

    Buenos días, quisiera saber si hay restricciones para viajar a Santa Elena

    Respuesta
    • el 8 septiembre, 2020 a las 2:24 pm
      Enlace permanente

      No hay restricciones. Sin embargo, le solicitamos amablemente subir con todas las medidas de bioseguridad, no subir con muchas personas, tratar de hacer reserva y garantizar su autocuidado y el cuidado en el establecimiento que visite. Y si el establecimiento no le garantiza esas medidas, exigirlas y denunciarlo si es del caso.

      Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.