Relatos de Santa Elena, tejidos en silla de carga

Textos y fotografías actuales Luisa Fernanda Zacasta*

Recogiendo historias, conversando, generando diálogos intergeneracionales y dejando las memorias vivas en la mente de los jóvenes del territorio, es como los Tejedores de Identidad, el equipo del proyecto Relatos de Santa Elena, tejidos en silla de carga, le aporta al Patrimonio Cultural Inmaterial –PCI– del Corregimiento de Santa Elena.
Relatos de Santa Elena, tejidos en silla de carga es un proyecto ganador de la Convocatoria de Estímulos para el Arte y la Cultura 2020 de la Secretaría de Cultura Ciudadana, que apunta a la construcción de herramientas pedagógicas y didácticas como memorias vivas que reposarán en las instituciones educativas, biblioteca y Casa de la Cultura, como material propuesto de consulta y que incite a la constante actualización de información y transferencia de información generacional, oral o visual, pues el proyecto se trabaja específicamente con estudiantes que cursan la primaria y la secundaria. La base informativa se llevó a cabo gracias a una serie de entrevistas que se hicieron a varios personajes emblemáticos del territorio que tienen su protagonismo en el aporte a la Cultura Silletera desde la agricultura, el liderazgo, la construcción de escuelas, caminos y el apoyo a sus vecinos, todo con una herramienta en común que viene del pasado, se conserva y los mantiene ligados desde la memoria: el cargador y la silla de carga.

Imagen tomada de la Revista Semana. https://www.semana.com/cultura/articulo/la-historia-del-desfile-de-silleteros/534716

Tradición
En este recorrido de entrevistas se han encontrado con abuelos, abuelas y sus familias, que dimensionan lo valioso de sus historias para la memoria del territorio y, que ahora, son referentes de identidad santaelenense, reconocidos y valorados como portadores de conocimiento y cultura viva, que evidencian en la silla de carga un elemento auténtico que permanece en el tiempo y antecede la práctica de las silletas como Patrimonio Inmaterial de la Nación. Con el material de memoria recogido en estos focos poblacionales; la segunda estrategia dentro del marco del proyecto con el apoyo de las instituciones educativas del corregimiento, y es que con los participantes de diversas edades y grados de escolaridad, están haciendo interpretación de dichas memorias a través de la creación artística de un montaje de cuatro momentos históricos de la silla de carga, que será el material didáctico de apropiación de la memoria cultural para futuras generaciones en las instituciones educativas y en el territorio. Un montaje de cuatro cuadros escénicos basados en la compilación de estos relatos que buscarán evidenciar los cuatro momentos de la evolución de la silla de carga en el territorio de Santa Elena y que serán interpretados y contados con diferentes técnicas que permite el arte como serán la danza, el dibujo, la música y otras que estarán disponibles a la imaginación de los creadores.

Imagen tomada del libro https://patrimoniomedellin.gov.co/lecturas/silleteros-un-pasado-florece/#page/107

Arte y cultura
Este proyecto no sólo está trabajando con los estudiantes en el montaje de los cuadros escénicos, también busca contar con la participación de la comunidad en un espacio de interacción abierto gracias al blog de Tejedores de Identidad, con el que se espera saber cuáles fueron las historias que escucharon en sus casas refiriéndose a la silla de carga, los cargadores o todo lo relacionado con este tema por parte de los pobladores del territorio santaelenense o de otras partes de Antioquia, por medio de dos temáticas específicas -las Historias de Familia y los Temas Académicos-, todo relacionado con la silla de carga, entonces anécdotas, experiencias en el armado de las sillas, caminos recorridos que siguen o que ya no están. Todas las remembranzas serán valiosas para esa memoria colectiva que se está construyendo gracias a la participación de quienes aporten sus recuerdos.
Por todo esto, están invitados a que los sigan en las cuentas de redes sociales y en la página web (www.tejidosensilladeca.wixsite.com/tejidossilladecarga) para que sean parte de un viaje de memorias de construcción colectiva y juntos nos volvamos prosumidores, partícipes de los temas que se están proponiendo y, de esa manera, se sumen al patrimonio del corregimiento con voces propias.

Contexto
Desde el primer Desfile de Silleteros en el año 1957, los silleteros de este corregimiento de la ciudad de Medellín vienen afianzando una tradición que llevan a cuestas desde el origen del territorio con los asentamientos de núcleos indígenas Tahamíes y Nutabes en el siglo XV. Desde allí ya se lograban evidenciar, a través de iconografías, canastos llevados en la frente con el cargador como utensilio de transporte de productos de mina y alimentos. Luego el oro y la sal, como principales productos de la economía, atrajeron al hombre español en el siglo XVI y son ellos quienes exportan a nuestro territorio la silla, que llega para ser utilizada en el transporte de personas y utensilios.
Con el paso del tiempo, la silla ha ido evolucionando y adaptándose según las necesidades de cada tiempo. Para el siglo XIX comienza una nueva época de construcción y tejido socio-cultural con la migración campesina hacia el territorio, usando la silla de carga como ambulancia humana y transporte para la comercialización de hortalizas y flores. Ya para nuestros días es habitual escuchar acerca de la silleta, la última fase de su evolución y con la que se consolidan más de 100 años del uso de la silla de carga, afianzando esta práctica como Patrimonio Cultural Inmaterial de Colombia y, tal vez, del mundo. De hecho, debido a su importancia regional y nacional, el Desfile de Silleteros ha sido objeto de varias protecciones legales que hoy lo ubican como una de las manifestaciones culturales más representativas de los colombianos. Gracias a esto, en el año 2003, el Congreso expidió la Ley 838 con la cual se declara Patrimonio Cultural de la Nación a los Silleteros y a la Feria de las Flores de Medellín. Ahora nuestros campesinos, vecinos y conocidos tienen un sello de patrimonio que día a día se fortalece en el vivir campesino.

De izquierda a derecha, esposos Juan de la Cruz Ramírez y María Concepción Grisales. En la parte superior: Marina Ríos, Jaime de Jesús Atehortúa, Miguel Ángel Atehortúa y Edgar Ríos. En la parte inferior: Beatriz Álvarez – La Profe -, José Ignacio Rico Echavarría, Hernán Soto y Pablo Emilio Atehortúa Ramírez. Fotos tomadas por Luisa Fernanda Zapata Castaño.

En estas redes encuentran toda la información del proyecto:
Perfil de Facebook: Santa Elena silla de carga
Fanpage de Facebook: Santa Elena Tejidos en Silla de Carga
Instagram: @tejedoresdeidentidad
Youtube: Relatos de Santa Elena, Tejidos en Silla de Carga

*Luisa Fernanda Zapata Castaño. Emprendedora, creativa, gestora cultural, relacionista pública y comunicadora organizacional, de procesos artísticos y culturales, con trabajo en territorios en áreas de emprendimiento y comunicaciones. Coordinadora del Plan de Divulgación del Proyecto Relatos de Santa Elena, tejidos en silla de carga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.