Santa Elena vivió otra Semana Santa fuera de su templo

Por Ana Isabel Rivera Posada*
Un año ha pasado desde que el Departamento Administrativo de Gestión del Riesgo de Desastres -DAGRD- definió el desalojo de la Iglesia de Santa Elena y otras cinco viviendas y un restaurante, en el parque principal del Corregimiento. Aunque la situación de las familias sigue siendo sensible, el restaurante se reubicó, para los feligreses la penuria sigue pues no ha sido posible acudir a las ceremonias y ritos religiosos en el tradicional templo de la parte central. Esto representa dolor para una comunidad bastante fervorosa, que acude masivamente a estas actividades y que ve cómo aún no hay respuestas a la situación de su parroquia. Por estas circunstancias, de nuevo este año las actividades de Semana Santa debieron trasladarse al Salón Parroquial y también se realizaron algunas, las más masivas, en el Coliseo. Escuche el testimonio del párroco de Santa Elena, padre Bayron Saldarriaga Restrepo: 

Actividades de Jueves Santo en el Coliseo. Fotos Cortesía.

La situación se torna más compleja si se tiene en cuenta que está corriendo un plazo de 45 días (hoy cuando se publica esta nota, abril 21, han corrido 30 días) que tiene la firma contratista (Grupo Artinco) que contrató la Empresa de Desarrollo Urbano -EDU- para realizar “estudios de suelos y análisis de geología local, monitoreo topográfico e instrumentación geotécnica, así como los estudios de patología estructural y análisis de vulnerabilidad sísmica para las edificaciones afectadas, con el fin de determinar las causas de la problemática presentada”, de acuerdo con un informe entregado por la EDU al Periódico VIVIENDO SANTA ELENA.

Estudio sin resultados
El pasado 22 de marzo se realizó una reunión en la Casa de Gobierno, de la Comisión Accidental del Concejo de Medellín que estudia el asunto de las grietas y sus causas en el Corregimiento de Santa Elena. Dicho encuentro pretendía conocer, por fin, los resultados el estudio contratado por la EDU con el Grupo Artinco, cuyo contrato había terminado el 25 de diciembre de 2018. El 22 de marzo, la comunidad no conocía avances, resultados ni conclusiones de dicho estudio y para eso se citó esa reunión.Sin embargo, tal como lo explicó la EDU al Periódico VIVIENDO SANTA ELENA, “en el mes de julio del 2018, por medio de una invitación abierta, la EDU licitó dichos estudios. Como resultado de dicho proceso licitatorio, el 8 de agosto se firmó el acta de inicio del contrato 399 de 2018, con la empresa Grupo Artinco SAS y la interventoría con Inversiones Cuéllar Tovar y Cia Ltda. El contrato tuvo un plazo de ejecución de 120 días calendario, por un valor de $337.635.981 y una adición de 20 días calendario por $147.121.565, para un total de $484.757.546 y una fecha de terminación del 25 de diciembre del 2018”. Agregó la EDU en su informe a este medio de comunicación que “El 25 de diciembre de 2018 culminó el plazo contractual, sin que se recibiera por parte del Grupo Artinco SAS el producto final de su contrato*, ante lo cual la interventoría envió oficio recordando las obligaciones estipuladas y la supervisión del contrato a cargo de la EDU envió algunos oficios, informando además de la situación a la compañía aseguradora”.
*La negrilla es nuestra.

Misa de Resurrección, abril 21 de 2019, Salón Parroquial lleno.

Incumplimiento
Afirma la EDU que a comienzos de febrero “se llevó a cabo una reunión con la mesa técnica para la exposición del informe por parte del Grupo Artinco SAS, en la que las entidades involucradas concluyeron que dicho insumo carecía de rigor técnico y a pesar de presentar una posible causal de afectación, no descartaba técnicamente las otras posibles hipótesis. Actualmente la EDU avanza en el trámite de posible declaratoria de incumplimiento contractual al Grupo Artinco y como parte de dicho proceso ya se han llevado a cabo dos (2) audiencias”. En relación con la reunión del pasado 22 de marzo, la EDU indicó en el mismo informe que “el abogado contratado por el Grupo Artinco se comprometió a que en cuarenta y cinco (45) días calendario se entregaría el informe final con las conclusiones, luego de una asesoría que van a recibir de parte de expertos de la Universidad Nacional. Sin embargo, la EDU continuará con el procedimiento incumplimiento y si antes de que el mismo culmine no se han entregado los productos a satisfacción, se procederá con las sanciones correspondientes”. Indicó que, a pesar de esta circunstancia, la “Alcaldía de Medellín mantiene contacto permanente con líderes y habitantes de Santa Elena, quienes asisten a mesas informativas y están enterados de la situación contractual y las actuaciones que estamos realizando”.

La iglesia, cerrada desde el 24 de marzo de 2018, por orden del Dagrd.

Patrimonial
Hay que destacar que la Iglesia de Santa Elena es un bien de alto valor patrimonial para la comunidad, pues fue construida con esfuerzo comunitario entre los años 40 y 50. Luego la erección como parroquia el 2 de febrero de 1961 fue otro gran logro de los líderes del corregimiento. Puede leer más en: http://www.viviendosantaelena.co/una-parroquia-de-58-anos-sin-su-templo/
Sin embargo, todos los inmuebles importantes de la ciudad, considerados Bienes de Interés Cultural (BIC) del nivel municipal, para el caso de Medellín, están registrados en el Plan de Ordenamiento Territorial (POT). La Iglesia de Santa Elena fue identificada por su valor patrimonial dentro de los bienes importantes en el Corregimiento por el Plan Especial de Ordenamiento Corregimental -PEOC- elaborado en el año 2010. Fue así como por esa recomendación fue incluida en el Listado de Candidatos a Bienes de Interés Cultural (LICBIC) en el nuevo POT de la ciudad, actualizado mediante Acuerdo 48 de 2014.

*Comunicadora Social- Periodista de la Universidad de Antioquia, con 30 años de trayectoria periodística, directora del Periódico VIVIENDO SANTA ELENA desde mayo de 2008, reconocida como Mejor Periodista Comunitaria de Medellín en 2016.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.