Santa Elena y la Consciencia por el Agua (Entrega 1 de 6)

Por Valentina Arango Correa*
Santa Elena se levanta sobre el Oriente de Medellín como una oleada verde que oxigena a la ciudad. Cercano a la urbe, pero lejano del ruido de la industria, este corregimiento ha crecido a nivel urbano, de manera ilegal y desordenada, lo que ha causado una afectación al recurso del agua.
“Donde antes había una huerta ahora hay dos casas”, mencionan algunos campesinos. Cada vez llegan más habitantes buscando la tranquilidad de este territorio. Ahora los cultivos son menos: resulta más rentable hacer construcciones —con una buena renta, rápida y sin mucho esfuerzo— que sembrar.
A esto se suma una creciente oferta de hoteles, hostales, alojamientos, ‘glampings’, restaurantes y ‘tardeaderos’, con los que muchas viviendas se han convertido en negocios, lo que genera una creciente demanda de servicios turísticos que —principalmente durante los fines de semana— colapsan los sistemas de acueducto, lo que genera racionamientos o cortes del servicio para los habitantes.

Santa Elena es uno de los principales pulmones verdes de la ciudad. Sin embargo, sus atributos naturales están cada vez más amenazados por la expansión urbana y la llegada masiva de turistas.

Articulados por el agua
Los seis (6) acueductos veredales existentes en el territorio han realizado labores pedagógicas para generar consciencia sobre el uso eficiente del agua y que la comunidad pueda desarrollar acciones para su ahorro y conservación.
De otro lado, los acueductos se reúnen desde 2020 para llamar la atención sobre la desarticulación de las distintas dependencias del Distrito de Medellín, entidades como Corantioquia y los entes de control. La propuesta, materializada en la Mesa de Acueductos y Seguridad Hídrica, pretende trabajar unidos para superar las condiciones de desorden urbanístico, falta de controles efectivos por parte de la autoridad ambiental y escasez de agua, debido a las múltiples interconexiones (empalmes fraudulentos o ilegales).
En 2021, esta Mesa concluyó que Santa Elena “se aísla cada vez más de la definición de vivienda rural dispersa y se acerca a una urbanización acelerada de sus veredas, donde la mayoría de las construcciones se realizan de manera irregular, colapsando las densidades estimadas por el POT, afectando la disponibilidad del recurso hídrico y la suficiencia de las infraestructuras de los prestadores del servicio público de acueducto”. Lo anterior, debido a la proliferación de las construcciones irregulares y el incremento de proyectos de parcelaciones que terminarán colapsando la capacidad de los sistemas veredales de acueducto.

No es raro encontrar en las quebradas todo tipo de elementos de basura y contaminantes. Falta mucha consciencia sobre el cuidado del agua.

La estrategia
Por tanto “la realidad del Territorio de Santa Elena ha superado la norma y ha desbordado la capacidad del Estado para ejercer las medidas de control correspondientes”. Y es ahora cuando, como comunidad, nace la necesidad de propiciar conocimiento sobre la importancia, normas, algunas técnicas de cuidado del agua y experiencias que han sido exitosas en otros lugares para que disminuya el consumo desenfrenado y se optimicen los sistemas veredales.
Para apoyar las labores de estos acueductos y emprender acciones de movilización para cuidar el agua, surge el proyecto Consciencia por el agua, Estrategia Ganadora de la Convocatoria Medellín Palpita desde sus Territorios 2022. Su objetivo es generar acciones sobre la importancia del agua en un territorio tan turístico como rural y campesino, a través de contenidos sobre la historia local del agua, el funcionamiento de los acueductos, la calidad y cantidad del agua que se consume y las problemáticas y soluciones aplicables para un uso racional. Todos estos contenidos (videos, podcast, campaña con imágenes y notas periodísticas) reposarán en nuestra plataforma y los diferentes medios y formatos del Periódico Viviendo Santa Elena. Esta es la primera (1) de seis (6) entregas.

Tristemente, este aspecto es común en caminos y orillas de quebradas.

*Periodista en formación de la Universidad de Antioquia. Apoyo al proyecto Consciencia por el Agua, Estrategia Ganadora de la Convocatoria Medellín Palpita desde sus Territorios 2022, de la Alcaldía de Medellín.

2 comentarios en «Santa Elena y la Consciencia por el Agua (Entrega 1 de 6)»

  • el 7 noviembre, 2022 a las 12:05 pm
    Enlace permanente

    Excelente iniciativa, felicitaciones.
    Sería maravilloso invitar a jornadas de limpieza de las quebradas, cualquier domingo.. Personalmente estaré disponible en lo que queda de este año.

    Gracias por trabajar por este territorio y crear conciencia sobre este bien común.

    Respuesta
    • el 8 noviembre, 2022 a las 10:34 pm
      Enlace permanente

      Gracias por escribirnos. Por ahora son estas pocas acciones, seguramente en el 2023 se podrán hacer muchas más. Gracias por la disposición.

      Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir al contenido