Tenga cuidado con las estafas inmobiliarias, aprenda a distinguir

Medellín le apuesta a defender el patrimonio de los ciudadanos al evitar la estafa inmobiliaria. Para ello, cuenta con profesionales que asesoran a los ciudadanos para evitar ser estafados con la compra de lotes o de edificaciones ubicadas en predios invadidos o ilegales.
Es así como durante la cuarentena, la Alcaldía de Medellín por medio de la Secretaría de Gestión y Control Territorial, ha reforzado acciones para evitar la estafa inmobiliaria y los conatos de invasión.
En las últimas semanas, se han presentado loteo informal y posibles casos de estafa inmobiliaria en el Corregimiento Santa Elena y Manrique La Cruz, donde personas inescrupulosas se han aprovechado de la inocencia de algunos ciudadanos y se han vuelto a encender las alarmas.
Mauricio Vergara, subsecretario de Control Urbanístico, dijo que “con ayuda de los ciudadanos, podemos identificar otros proyectos inmobiliarios que puedan ser de dudosa procedencia o que no cumplen con los requisitos legales y que tengamos que intervenir en ellos, para evitar que personas arriesguen su patrimonio de vida”.

Sellamiento, el pasado 25 de junio, de un lote entre las veredas Media Luna y Mazo, debido a la construcción ilegal de viviendas. Foto Cortesía Corantioquia

Recomendaciones
Estas son algunas recomendaciones para evitar la estafa inmobiliaria:

  1. Consultar si quien construye cuenta con licencia de construcción aprobada. En caso de tener una, revisar qué numeración o categoría tiene, si es C1, C2, C3 o C4. El número indica la curaduría en la que fue solicitada. Ejemplo: si dice C3, debe dirigirse hasta la curaduría número 3 y consultar si dicha licencia es legal, se encuentra vigente o está vencida.
  2. En la Subsecretaría de Control Urbanístico se puede verificar si la sala de ventas se encuentra autorizada para promocionar actividades de venta del proyecto.
  3. Verificar al detalle la trayectoria de la constructora, buscar comentarios, testimonios, proyectos que hayan realizado. Indagando, se podría identificar si la constructora es de confianza.
  4. Evitar hacer transferencias a cuentas personales o pagos en efectivo, puesto que las constructoras podrían contar con una entidad fiduciaria. Importante pedir siempre la cuenta de la fiducia encargada del proyecto.
  5. En caso de que el proyecto no cuente con fiduciaria, verificar si tiene permiso de venta. Esto se establece en la Subsecretaría de Control Urbanístico, Edificio Plaza de la Libertad, piso 8. También es importante consultar si el constructor está inscrito legalmente como enajenador (quien vende, adjudica, traspasa, cede o hipoteca una propiedad) o si está autorizado como vendedor.
  6. Por la cuarentena, toda la atención se da por medio de la página de la Alcaldía de Medellín, formulando una PQRS, a la cual, en el menor tiempo posible se le da trámite y en caso de ser necesario, se abre investigación. Este es el vínculo para hacerlo: https://mercurio.medellin.gov.co/mercurio/inicialPqr.jsp

Esto sí no es estafa
De otro lado, desde hace días se presentan visitas en el corregimiento para la verificación de requisitos para ser beneficiarios del programa de Pago por Servicios Ambientales (PSA). Aunque al principio hubo temor y duda por las acciones, la Alcaldía de Medellín confirmó que, en efecto, se están realizando visitas para este programa.

Foto Cortesía Secretaría de Medio Ambiente.

La Administración Municipal adelanta estudios de actualización para identificar alternativas de protección de los ecosistemas estratégicos. La idea es garantizar la protección y preservación de las áreas naturales con el programa Pago por Servicios Ambientales de la Alcaldía de Medellín, el cual busca que propietarios de predios en la ruralidad realicen esfuerzos por recuperar los ecosistemas a cambio de incentivos económicos.
Actualmente, con el programa se protegen 564,17 hectáreas en Medellín, que se extienden en 55 predios que garantizan la protección de 27 cuencas hidrográficas identificadas como microcuencas abastecedoras de acueductos.

Foto Cortesía Secretaría de Medio Ambiente.


“Resaltamos el compromiso de 69 propietarios que, de manera voluntaria, se han unido al programa, trabajando para conservar y mantener las áreas boscosas donde se identifican nacimientos de agua. Estos reciben como contraprestación un beneficio financiero que contribuye al mejoramiento de su calidad de vida y les permite adelantar acciones de mejoramiento del recurso hídrico y de los suelos de protección”, afirmó la secretaria de Medio Ambiente, Diana Montoya Velilla.

Secretaria de Medio Ambiente, Diana Montoya Velilla.

Los interesados
Las personas que deseen acceder a esta iniciativa, liderada por la Secretaría de Medio Ambiente, deben cumplir con una serie de requisitos y criterios establecidos en los decretos 1076 de 2015 (de orden nacional) y 1910 de 2016 (municipal), tales como presencia en el predio de corrientes hídricas, manantiales, afloramientos y humedales, incidencia en la calidad del agua que reciben los acueductos y ubicación dentro del mapa de áreas de importancia estratégica, entre otros.
Entre los beneficiarios se han pagado $688 millones por estas labores. El valor que obtienen por cada predio es calculado según el área de bosque que será conservado y/o restaurado.
En los predios con bosque natural, que realicen actividades de conservación, los propietarios reciben hoy $1.000.000 por hectárea, equivalente al 1.14 de un salario mínimo legal mensual vigente. Para predios con áreas en restauración se asignan $2.440.000 por hectárea (2.78 salarios mínimos legales mensuales vigentes).
Hasta el momento, el corregimiento donde más personas se han vinculado ha sido Santa Elena con 17 familias, seguido de San Cristóbal con 15 y San Antonio de Prado con siete.

Foto Cortesía Secretaría de Medio Ambiente.
Video sobre lo que es el Pago por Servicios Ambientales (PSA)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.