Una propina para el planeta desde Santa Elena

Por Ana Isabel Rivera Posada*
Cuando en Guatapé se dieron cuenta de que la vida útil del relleno sanitario donde disponen los residuos ha disminuido casi a la mitad, apenas en los últimos 10 años, se pusieron a pensar cómo ayudar al planeta y de qué manera bajar ese impacto en su sitio de disposición enviando menos toneladas de basura mensuales. Y es que la cifra es contundente: de 1.372 toneladas mensuales de desechos por mes que fueron al relleno de Guatapé en 2018, más de 300 tenían que ver con plástico o icopor. La noticia es que el 27 de mayo, Guatapé se convirtió en el primer municipio del país en prohibir, mediante Acuerdo Municipal, la utilización, venta o distribución de elementos hechos en icopor (poliestireno expandido), papel parafinado, pitillos, vasos y mezcladores de plástico.

¿Y eso qué tiene que ver con Santa Elena? Pues que la Red Turística de Santa Elena acaba de iniciar, hace una semana, una campaña en el mismo sentido, para promover el reemplazo de utensilios de plástico e icopor entre los comerciantes del corregimiento. La campaña, denominada Una propina para el planeta, promueve ejercicios de turismo sostenible, dada la preocupación anual por la cercanía de la Feria de las Flores cuando son tantas las toneladas de basura que salen del corregimiento y con la intención de que no sea un asunto para la temporada de fiestas, sino que permanezca en el tiempo, con impactos en el ambiente del corregimiento y también como un aporte al planeta.

 

No es dinero, es conciencia
Según Dairo Alberto Mesa Villegas, secretario de Medio Ambiente y Desarrollo Rural de Guatapé, todo empezó hace más o menos un año, cuando se iniciaron campañas para desestimular el uso del pitillo. Luego, con la situación del relleno sanitario, se consideró complementarlo con los materiales de un solo uso como plástico e icopor. Todo desembocó en el Acuerdo Municipal que ya entró en vigencia y que estipula un plazo de seis meses para que la Alcaldía, en cabeza de Hernán Darío Urrea Castaño, realice campañas educativas y de sensibilización para apoyar la transición hacia el reemplazo de estos materiales y también imponga comparendos ambientales por el incumplimiento de la norma.
En conversación con VIVIENDO SANTA ELENA, Mesa Villegas explicó que lo importante no es prohibir sino tener la solución a la mano también. “Lo que se está prohibiendo es la comercialización, no la producción, pero en el municipio no queremos que se consuman alimentos en estos materiales. Los comerciantes se han ido sumando y ya entendieron que no es viable ambientalmente que uno sirva un jugo en un vaso de plástico o un tinto en icopor, tan sólo lo utilice 5 minutos, cuando el material luego de desechado se demora 500 años para degradarse”, afirmó.
Indicó que, aunque el ‘pero’ de la reconversión puede estar en el costo de los materiales biodegradables que son mucho más costosos que el plástico y el icopor, el asunto no es de dinero, es de conciencia. “No es poner al cliente a escoger el recipiente, simplemente le sirvo de una vez en el empaque ecológico y, seguro, el usuario que lo comprenda pagará el excedente”, dijo.

Tomada de Internet. Wikipedia.

Informó que, apenas comenzando la implementación del Acuerdo y aún sin estar reglamentado para ver cómo se harán los controles y los comparendos, ya hay reducción significativa en las toneladas de residuos que van al relleno, así como el retorno a los recipientes de loza. Se sabe que quienes siguen utilizándolos en los negocios, están gastando lo que tienen de existencias en estos implementos.
Para continuar con las estrategias de promoción, Guatapé tendrá los días 26, 27 y 28 de julio próximos las Fiestas del Zócalo, Silletas y Colores, durante las cuáles van a aprovechar para hacer una especie de rueda de negocios, que incluye una muestra de empresarios que producen estos utensilios biodegradables, continuar la pedagogía y sensibilizar a los turistas. Sin embargo, Mesa Villegas afirmó que la acogida ha sido excelente.

En Santa Elena
Para nuestro corregimiento, el asunto apenas comienza. Aunque ya ha habido esfuerzos por poner en marcha, por ejemplo, El día sin bolsa, que se cumple el 22 de cada mes y es una campaña vigente y que continúa, también hay comerciantes que por su cuenta y con su conciencia, se han sumado a iniciativas para apoyar al planeta. En la parte central hay negocios que hace más de un año sirven en pocillos de cartón, ofrecen mezcladores de madera y han desechado el icopor.

Ya hay ejemplos, desde hace más de un año.

 

La Red Turística de Santa Elena ya inició las acciones de sensibilización entre los diferentes grupos del corregimiento; planea la realización de una serie de videos con niños silleteros para publicarlos, incluso, a nivel mundial y define nuevas estrategias para esta sensibilización con el acompañamiento de las entidades que tienen que ver con el cuidado del medio ambiente en la ciudad, así como con el turismo en el corregimiento, como el Área Metropolitana, Corantioquia y la Corporación Parque Arví, entidad que ha desarrollado sus propias estrategias ambientales en sus espacios y en el Mercado Arví, en el cable. La idea es que se inicie paso a paso la transición y que para el turismo que recibe el corregimiento cada vez se note más la disminución de materiales de un solo uso.
Y por ejemplo, para este año, por qué no, promover para actividades de Feria como el Festival de Sancochos (julio 28) que todas las familias y los asistentes traigan sus propias cocas, platos para sopa y loza para servir los respectivos sancochos, en lugar de esperarlos en icopor. Eso disminuiría no sólo la cantidad de basura que se produce ese día en Santa Elena sino que aportará a esta campaña. Además, ¿quién no tiene en su casa una coca para servir un buen sancocho? Y así con todo lo demás, andar con pocillo para el café y termito para el agua, entre otros. Ahí les dejamos la inquietud.

Aquí, la opinión de un comerciante sobre la campaña:

 

*Comunicadora Social-Periodista, con 30 años de experiencia en medios de comunicación locales, comunitarios y ciudadanos, directora del Periódico VIVIENDO SANTA ELENA desde el año 2008.

2 comentarios sobre “Una propina para el planeta desde Santa Elena

  • el 27 junio, 2019 a las 1:07 pm
    Permalink

    Entonces, Ana Isabel, que no sea una propina. Qué sea un regalo para el planeta Tierra. Muy bien

    Respuesta
  • el 29 junio, 2019 a las 9:25 am
    Permalink

    Los felicito, queriendo se puede.Esto hay que multiplicarlo por los 1100 municipios del país

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.