Feria de las Flores en noviembre, aunque preocupen las flores y la indisciplina

Por Ana Isabel Rivera Posada*
Dicen que no hay felicidad completa. Así parece ser para Santa Elena el tema de Feria de Flores, pues si no falta una cosa, falta otra. Ayer, 15 de octubre, la Alcaldía de Medellín presentó el gran evento de ciudad, programado para la semana entre el 1° y el 8 de noviembre, con el Desfile de Silleteros como cierre.
Este año, atípico por la pandemia, la Feria de las Flores no pudo realizarse, como siempre, en agosto. Y fue incompleta la felicidad entonces, porque los silleteros agradecieron la vida, la salud, algo de apoyo gubernamental con la compra de varias silletas y flores, todo combinado con la tristeza por la no realización del desfile el 7 de agosto. Muchos, con bastante nostalgia y dolor de alma, se sintieron muy raros ese 7 de agosto y soñaron con una feria presencial. Con ese anhelo, aceptaron que se aplazara el desfile para noviembre. Renovada la posibilidad de la feria, sí o sí como dijo el alcalde Daniel Quintero Calle, está lista y programada la fiesta. Será la Feria de las Flores más rara de la historia local y con el sinsabor por la virtualidad, porque aún en noviembre no podrá ser presencial.
Y la felicidad sigue sin estar completa porque para noviembre no hay tantas flores como para agosto, no desfilarán los más de 500 silleteros y preocupa la desbandada de personas indisciplinadas que, hoy, sin feria, está llegando a Santa Elena durante los fines de semana, con pocos o escasos controles y sin suficientes medidas de bioseguridad.

La Alcaldía de Medellín presentó de manera oficial la Feria de las Flores 2020 . Foto Cortesía Alcaldía de Medellín.

La siembra
El vaivén de los anuncios sobre si había feria o no, se trasladó al territorio para la siembra de flores. En abril 27 cuando el alcalde dijo “se hace”, comenzó para muchos silleteros la siembra, y con ella, una esperanza. Apenas eran cuatro meses para tener las variedades para las silletas de agosto. Sin embargo, con la preocupación por la pandemia y el incremento de casos de Covid19 en la ciudad, el 18 de julio, el alcalde anunció el aplazamiento del evento. Con la postergación, la preocupación era otra, ¿qué hacer con las flores sembradas desde mayo que estarían listas para agosto? Las alcaldías de Medellín y de Envigado lo resolvieron comprando algunas silletas y así llegaron aportes económicos a algunos silleteros. Sin embargo, no todos los del territorio se beneficiaron.
Pasado el ‘guayabo’, como dirían las abuelas y la tristeza porque en agosto no fue, tendría que haberse iniciado entonces otra siembra, proyectada para recoger en noviembre, pero muchos silleteros no se animaron a sembrar, por el panorama de parálisis de su actividad económica principal en plazas y cementerios que mostraba en ese momento la pandemia.

El evento se realizó en la Finca El Pensamiento, ubicada en la Vereda Barro Blanco sector El Rosario. En la foto don José Ángel Zapata Amariles y su esposa Blanca Rosa Ramírez Gallego, los dueños del lugar.

Los contratos
Hoy, 16 de octubre, lo que manifiestan algunos silleteros, es que las flores están escasas porque esta no es temporada de flores. Eso preocupa, pues cada uno de los contratos firmados por los silleteros para la elaboración de su silleta en 2020 contempla un número determinado de especies que debe llevar, según sea la categoría. Por ejemplo, la silleta Monumental debe tener mínimo 20 variedades, entre flores y follajes y para la Tradicional son 15. Al estar explícito en cada contrato, como un requerimiento técnico, de no poder cumplir con ese mínimo de variedades, al silletero le hacen un descuento en el pago del contrato, porque de alguna forma está incumpliendo los términos. Así las cosas, dice uno de los silleteros, la Administración Municipal y/o el Bureau (que es quien contrata a los silleteros cada año para el desfile) deben tener en cuenta este inconveniente, ya sea para ajustar los contratos o para permitir que los silleteros presenten sus obras con las flores que alcancen a conseguir.
Otro silletero afirma que para noviembre será complejo tener diversas flores en las silletas pues hay escasez de varias como gladiolo, ave del paraíso, girasol, margarita, botón de oro, estrella, agapanto, extasis y lirio, entre otras. “Si para Amor y Amistad dio lidia conseguir algunas de estas, para noviembre será más difícil, entre otras porque somos como 400 compradores y apenas unos 10 vendedores, pero además hay que tener en cuenta que noviembre es conmemoración de ánimas y muchos floricultores prefieren vender estas variedades para la costa, por ejemplo, porque les resulta muy rentable”, dice. Por su parte la Corporación de Silleteros de Santa Elena, COSSE, a través de su presidenta Ángela María Patiño Hincapié, indicó que ya hay conversaciones iniciadas sobre este tema con la Secretaría de Cultura pero aún no hay determinaciones al respecto, las cuales esperan concretar en los próximos días.

En el evento estuvieron presentes varios silleteros escogidos por la COSSE. Además de los dueños de la finca, Blanca Rosa Ramírez Gallego y José Ángel Zapata Ramírez, de izquierda a derecha están Juan Ernesto Ortiz, ganador absoluto del Desfile de Silleteros 2019; Erika Londoño; Diana Patiño Hincapié; Luis Fernando Sánchez y Ángela María Patiño Hincapié, presidenta de la COSSE.
La Finca El Pensamiento es una de las más emblemáticas del territorio donde se difunde y comparte el legado silletero.

La indisciplina
Otro de los temas que preocupa bastante en Santa Elena es la indisciplina social. Desde que se dio apertura a las actividades económicas -y aún antes de toda autorización-, el corregimiento venía recibiendo muchas visitas los fines de semana. En muchos locales la atención se realiza sin medidas de bioseguridad y con grandes aglomeraciones, pero tampoco hay controles eficientes por parte de las autoridades. Estas son las quejas reiteradas por decenas de habitantes del territorio, cada fin de semana. Con ese panorama, preocupa mucho a empresarios del sector turístico y silleteros la indisciplina social, pues si el territorio está sobrecargado sin que haya llegado la feria, para noviembre será necesario que se determinen controles efectivos para que la gente no se suba para Santa Elena a apreciar el armado de las silletas, como siempre ocurre. Y en esa línea, este es un llamado anticipado a las autoridades para que definan protocolos y estrategias de control para la semana de feria, pues el corregimiento puede colapsar, además del riesgo por Covid19.

El alcalde de Medellín, Daniel Quintero Calle, firma el libro de visitantes de la Finca Silletera El Pensamiento. Foto Cortesía Alcaldía de Medellín.

¿Cómo será?
El talento de los artistas locales y la cultura silletera serán los protagonistas de una Feria de las Flores diferente, en un formato que combinará la presencialidad con los eventos virtuales.
«Lo que va a pasar en esta Feria de las Flores es maravilloso, vamos a tener el Festival de la Trova, eventos nuevos, el Desfile de Silleteros que será principalmente en Santa Elena, pero las silletas van a recorrer los barrios de Medellín en una especie de carrozas, que hemos creado; son como miniferias que van a recorrer 350 kilómetros. Esta feria que nunca ha parado, ni siquiera con la pandemia más grande en la historia de la humanidad se va a detener», expresó el alcalde Daniel Quintero Calle.
Toda la programación será transmitida por el canal local Telemedellín, por las redes sociales de la Alcaldía y a través de una aplicación móvil que les permitirá a los usuarios interactuar con el contenido cultural, el talento de los artistas y todos los eventos.
“A través de Telemedellín podrán gozar de toda la programación artística y cultural que tendremos con tardes de danza, además de programaciones musicales hasta las 11 de la noche, espacios para los niños y además una Feria al ritmo de la Bici, el 2 de noviembre, donde premiaremos las bicicletas mejor decoradas”, afirmó la secretaria de Cultura Ciudadana, Lina María Gaviria.
La tradición silletera se mantiene viva con el tradicional Desfile de Silleteros que tendrá lugar el domingo, 8 de noviembre, con un recorrido de un kilómetro en el corregimiento Santa Elena, desde el Parqueadero Grajales por la vía principal hasta la centralidad Mazo. Esta y todas las actividades presenciales contarán con las medidas de bioseguridad para proteger a los artistas y al equipo de trabajo.
El concierto inaugural será el 1° de noviembre y estará a cargo de Golpe a Golpe, Tres de Corazón, Reykon y Pipe Peláez. Otras actividades destacadas son la séptima edición de la Feria a Ritmo de Bicicleta y la Ruta de las Flores, donde músicos, trovadores y artesanos recorrerán las comunas. Igualmente, el Festival Internacional de la Trova Ciudad de Medellín, los conciertos y escenarios de ciudad, y la programación infantil.
Como es costumbre, la Feria de Flores ya tiene su canción, Medellín, cuya letra y video conecta paisajes propios de la cultura paisa y destaca la figura del silletero que es Patrimonio Cultural de la Nación. Fue compuesta por Mateo Jiménez «Dinamita» y David Gómez, y es interpretada por el salsero Fruko junto a un selecto grupo de artistas locales como Pasabordo, Mambo González, Arelys Henao, Landa Freak, Dvx, Natural Trip, Zafarrancho, Son Batá, Mabiland y los rockeros de Tres de Corazón.
La programación de la Feria de las Flores se puede seguir en www.feriadelasfloresmedellin.gov.co y en la APP de la Feria en App Store y en IOS.

Canción oficial de la Feria de las Flores 2020.

*Comunicadora Social – Periodista, con 30 años de experiencia periodística, directora del Periódico Viviendo Santa Elena desde el año 2008

2 comentarios en «Feria de las Flores en noviembre, aunque preocupen las flores y la indisciplina»

  • el 17 octubre, 2020 a las 10:15 pm
    Enlace permanente

    Preocupa bastante el tema….la historia nos recordará por la «feria del covid»…frente a esta situación las autoridades se quedan cortos en el control…el riesgo es latente

    Respuesta
    • el 19 octubre, 2020 a las 11:32 am
      Enlace permanente

      Muchas gracias Libia por tu comentario. Es real, vienen semanas muy complejas para Santa Elena, sobre todo porque las autoridades no han dimensionado lo que va a pasar con estas actividades de elaboración de silletas. Seguimos insistiendo como medio de comunicación, que los controles deberán ser fuertes, efectivos y muy reforzados, ojalá con ejército también.

      Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.