Por una ruralidad conectada a la ciudad, Medellín y la FAO firmaron convenio

Que se reconozca que el territorio rural de Medellín es el 70% del mapa y, además, asimilar que sin campo no hay ciudad, son tal vez las premisas más importantes del convenio que acaba de firmar la Alcaldía de Medellín y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). La articulación se selló durante la celebración del Día de los Corregimientos, este 18 de diciembre, al que asistieron delegaciones de la ruralidad de Medellín y que, por primera vez, fue reunida en un mismo espacio para celebrar la fecha. El Día de los Corregimientos se estipula que sea el 1° de diciembre de cada año, según Acuerdo Municipal y en años anteriores se hacía una fiesta aparte en cada corregimiento. Este año, la Gerencia de Corregimientos determinó congregarlos a todos en Plaza Mayor, donde hubo actividades artísticas y culturales, un buen almuerzo y rifas para los asistentes.

Inicio del Día de los Corregimientos, en Plaza Mayor.
Listos para la firma del convenio, Cristian Sánchez Vásquez, gerente de Corregimientos (hasta hoy 19 de diciembre, mañana comienza labores al frente del INDER Medellín); Ana María Valle Villegas, secretaria de las Mujeres de Medellín y Juan Fernando Zuluaga Orrego, Coordinador Nacional Territorial de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).
Convenio entre Medellín y la FAO.


Con el convenio suscrito entre la Alcaldía de Medellín y la FAO, se invertirán $9.192 millones para fortalecer la zona rural de la ciudad, con beneficio para 2.800 productores de los cinco corregimientos. Con esta articulación, en la que el Municipio de Medellín aporta $6.846 millones y la FAO $2.345 millones, se busca fomentar la producción agropecuaria y el desarrollo en los corregimientos San Sebastián de Palmitas, San Cristóbal, Altavista, San Antonio de Prado y Santa Elena. También pretende disminuir los actores en la cadena de suministro de alimentos entre la producción y el consumo, lo que se reflejará en el mejoramiento de los ingresos de las familias campesinas.

Beatriz Álvarez, lideresa Corregimiento de San Cristóbal.

Siete componentes
“Como estrategia para fortalecer a la ruralidad trabajamos en siete productos que entregará la Organización de las Naciones Unidas para fortalecer la ruralidad de Medellín. Uno de ellos es la caracterización de la población rural y así determinar una gran estrategia para mejorar sus condiciones de vida, para llevar esa oferta institucional que requieren los campesinos y lograr que se queden en el campo y no migren a las ciudades”, afirmó el gerente de Corregimientos, Cristian Sánchez Vásquez.
Durante la ejecución del convenio también se identificarán de manera detallada los niveles de analfabetismo digital de los 2.800 productores de los corregimientos de Medellín. Esta iniciativa, sumada a la extensión del servicio de Internet en las zonas rurales, disminuirá la brecha digital y extenderá beneficios en educación y en conexión a través de plataformas digitales y bancarización de los productores agropecuarios.
Inicialmente, el convenio tiene una duración de un año, pero al firmarse, por legislación de Naciones Unidas, puede prolongarse en tiempo y cuantía de acuerdo con los logros que se vayan alcanzando.
De paso, se pondrá en la agenda pública la importancia de la seguridad alimentaria como asunto estratégico de sostenibilidad en el largo plazo en el marco de la pandemia, con la cual se demostró que los canales de abastecimiento no están asegurados.

Una de las principales intenciones es eliminar las largas cadenas de comercialización para que los productos de nuestros campesinos lleguen al consumidor final.

Punto de partida
El convenio parte de varias premisas, según las cuales, por ejemplo, el ciudadano de Medellín no reconoce la ciudad como rural (70 % de Medellín es rural); la gran mayoría de los alimentos que se consumen en Medellín provienen de otras partes del departamento, del país y del mundo; existe una larga cadena de intermediación que limita la venta directa del pequeño productor al consumidor a través de distintas infraestructuras de abastecimiento, lo cual también genera una marcada diferencia entre lo que paga el consumidor y lo que recibe el productor. Así lo afirmó en su presentación Juan Fernando Zuluaga Orrego, Coordinador Nacional Territorial de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). Agregó que el propósito es “consolidar, desde el enfoque de género, la transformación de la conexión alimentaria con los centros de abastecimiento y los circuitos cortos y próximos de comercialización que representan ecosistemas de comercio justo, eficiente, inclusivo, equitativo y sostenible; la gestión de proyectos para la innovación agropecuaria y la recuperación de la memoria histórica de Medellín con miras a conservar su identidad alimentaria y su riqueza natural”. Adicionalmente, “mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, bajo la premisa de que los alimentos son esenciales para la vida plena de todos los seres humanos”.
Con este convenio se espera aportarle a los Objetivos de Desarrollo Sostenible 1 (Fin de la Pobreza), 2 (Hambre Cero) para la mejorar la seguridad alimentaria y nutricional y con la integración urbano-rural de Medellín al objetivo 11 (Ciudades y Comunidades Sostenibles).

Otro de los asuntos importantes que abordará este convenio en la creación de centros de abastecimiento con enfoque de género que puedan facilitar la comercialización de los productos de nuestros campesinos. Foto tomada de Pixabay.

Metas

Estas son las metas del convenio:

  • 900 toneladas de alimentos comercializados en centros de abastecimiento.
  • 5 % más de volumen comercializado a través de los procesos de recolección y acopio de alimentos.
  • Cinco (5) corregimientos con redes de abastecimiento local con enfoque de género.
  • 50 líderes y lideresas apropiados de la innovación social y tecnológica agropecuaria.
  • 200 jóvenes vinculados a la reconstrucción de la memoria histórica y la conservación de la identidad.
  • 10 OAF (Organizaciones de Agricultura Familiar) encadenadas a las estrategias de abastecimiento complementario.
  • 20 acuerdos comerciales, incluyendo mecanismos de compras públicas.
  • Una (1) alianza para la cooperación financiera del convenio.
  • Dos (2) alianzas con el sector privado para consolidar esquemas de abastecimiento alimentario.
  • Aumento del 5% en los recursos para la implementación del proyecto de abastecimiento local.

La articulación se desarrollará con énfasis en cuatro componentes: Observatorio para la Integración Urbano-Rural, Sistema de Abastecimiento Alimentario, Oficina de Gestión de Proyectos para Sistemas Alimentarios y Alianzas Multisectoriales.

Juan Fernando Zuluaga Orrego, Coordinador Nacional Territorial de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).
Delegación de Santa Elena que asistió al Día de los Corregimientos.
Los grupos y artistas contratados para amenizar el Día de los Corregimientos fueron todos provenientes de nuestra ruralidad. Santa Elena tuvo el honor de cerrar con la Orquesta Los Donaires.
La Orquesta Los Donaires cerró la celebración del Día de los Corregimientos con broche de oro y los asistentes bailaron bastante animados desde las primeras presentaciones del día.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.