Olivo y la reiterada historia del maltrato animal en Santa Elena

«Un país, una civilización, se puede juzgar por la forma en que trata a sus animales.» Ghandi

Fotos Cortesía
Esta vez fue Olivo pero han sido decenas sino centenares de mascotas maltratadas en Santa Elena y la cosa no para. Causa repudio y dolor, la historia de Olivo, un perro callejero reconocido en diversos lugares de la Vereda Piedra Gorda. Además de la muerte de su antigua dueña hace unos años, el abandono y la falta de familia, Olivo ha sufrido en el pasado ataques con machete que, de milagro, no lo mataron. A comienzos de mayo, este perro tranquilo y amoroso, fue agredido por alguna persona desalmada que le introdujo un objeto de madera por su ano, lo cual se conoce como empalamiento. El caso se conoció por redes sociales, con un total repudio por la situación médica y sicológica del animalito.

Olivo, en camino a su atención médica.
Su carita lo dice todo.
Así está Olivo hoy, recuperándose físicamente y especialmente sanando su psiquis para volver a confiar en los humanos.

Conocido
Olivo no es un perro cualquiera. Es ampliamente conocido en Piedra Gorda y frecuentaba, incluso, el centro educativo veredal, donde compartía espacio a veces con niños y docentes, desde hace aproximadamente tres años. También asistía a lugares públicos de la vereda, donde algunas personas le brindaban alimento de manera constante.
Ante la brutal agresión, Olivo fue rescatado por varias personas que le brindaron atención y cuidados médicos, lo entregaron a la Fundación Un Mismo Amor, que continúa con la tarea de recuperación del canino. Por fortuna, se encuentra en recuperación y resguardado. Una vez se recupere, el objetivo es buscarle una amorosa familia adoptante. Aún se necesitan recursos para su atención médica, así que la fundación recibe donaciones en dinero en la cuenta de Ahorros Bancolombia 31600000628. El NIT de la Fundación Un Mismo Amor es 901339684-2.

En la escuela, uno más. Así es Olivo con los niños y niñas del Centro Educativo Piedra Gorda. Por tratarse de menores de edad, protegemos sus rostros, de acuerdo con la Ley de Infancia y Adolescencia.

2017
Las agresiones a los animales y mascotas en Santa Elena no son nuevas y eso, a pesar de la existencia de la Ley de Maltrato Animal y sus severas penas. El maltrato, abandono y muerte de animales parecen ser en Santa Elena la manifestación más cruda del odio (repulsa hacia alguien), la homofobia (antipatía hacia los homosexuales) o la xenofobia (rechazo a los extranjeros). Se les hace daño en variadas formas debido a venganzas, por rencillas o diferencias entre vecinos, intolerancia, problemas de convivencia o simplemente porque no soportan que la otra persona sea justo eso, otro diferente.
Esta no es la primera publicación que hacemos sobre el tema. En 2017, en nuestra edición impresa número 89 (ver facsímil de imagen), hablamos de lo mismo, debido al asesinato de dos perros, uno en El Plan de un machetazo y la otra de un disparo en Piedras Blancas. Actos absolutamente atroces que no han dejado de ocurrir en el territorio.

Sin Policía Ambiental
En 2017 llamábamos la atención sobre la urgente necesidad de contar con Policía Ambiental en el territorio. Esta necesidad sigue vigente. De otro lado, de nuevo hoy la pregunta es cómo lograr hacerle seguimiento y control a la aplicación de la Ley 1774 de enero de 2016 o Ley de Maltrato Animal. Esta ley defiende el derecho a la vida digna de mascotas, animales de granja, exóticos, salvajes y silvestres en todo el territorio nacional y considera graves consecuencias penales para todas las personas que atenten o cometan delitos contra la integridad física y emocional, causar sufrimiento, dolor o muerte de animales.
Reza esta ley en uno de sus apartes que “Quien a pesar de saber que existe una ley que penaliza el maltrato animal cometa estos actos, incurrirá en penas de prisión que van de 12 a 36 meses, multas entre 5 y 60 salarios mínimos legales mensuales vigentes e inhabilidad especial de 1 a 3 años para el ejercicio de profesión, oficio, comercio o tenencia que tenga relación con animales”.

Denunciar
Por eso, denunciar es lo correcto. Aquí dejamos las líneas y datos para hacer reportes:

  • Línea 123 – Policía Ambiental
  • Línea de Atención sobre maltrato animal: 385 55 60
Esta fue nuestra publicación en la edición 89 de abril de 2017.

Un comentario en «Olivo y la reiterada historia del maltrato animal en Santa Elena»

  • el 25 mayo, 2021 a las 12:29 pm
    Enlace permanente

    Nada raro lo que hacen con los animales en sra elena, da dolir y rsbua, hay perrutos y gatos wue lid mantuenen al aire luvre, sun un lugar dobde resguardarse, a la entrada de las casas y que yo sepa s no son personas de Medellín un o de otras ciudades, y cuando se les abirda por abandobar su animal en la calle, pues entra cuando le abren, contestan con palabras hirientes e irrespetuosas

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.